Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece en la Moncloa / EFE

Sánchez, dispuesto a agotar la legislatura hasta 2020

El presidente del Gobierno asegura que no gobernará “a golpe de encuesta” y que seguirá “la agenda de reformas buscando consensos”

03.08.2018 13:46 h.
4 min

Pedro Sánchez se siente animado por la encuesta del CIS que le daría ganador en unas próximas elecciones, a diez puntos del PP y con el 30% de los votos. Pero no tiene pensado convocarlas en los próximos meses. El jefe del Ejecutivo asegura que está dispuesto a “agotar la legislatura”, y eso implica que podría gobernar hasta junio de 2020. Sánchez, en la valoración del curso político, con sólo dos meses en la Moncloa, ha insistido en que quiere mantener una “agenda de reformas”, con un impulso de la política y la economía españolas “buscando consensos” que aprobará lo que pueda aprobar en el Congreso, pero con la convicción de que tiene a favor “la mayoría social de la sociedad española”.

Con ello, Sánchez ha reivindicado su Ejecutivo, "preparado técnica y políticamente", con el horizonte de finalizar la legislatura. El problema para Sánchez es si la oposición acabará boicoteando todas las acciones que emprenda. Pero, en ese caso, Sánchez ha señalado que explicará todo lo que quiera proponer a la sociedad española, para que el conjunto de los españoles tomen nota. "Quiero impulsar, no aguantar", ha reiterado.

Mayoría social o parlamentaria

Esa es una idea que repite su asesor Iván Redondo, que considera que, con la erosión que ha sufrido la política parlamentaria, con la distancia que la ciudadanía ha marcado respecto a las instituciones, lo que cuenta es conectar con mayorías sociales, que apoyan lo que va proponiendo e implementando el Gobierno. “Es un Gobierno que está con la sociedad española, que es feminista, liberal en lo político, y socialista en la defensa de los derechos”, ha asegurado Sánchez, determinado a seguir la ruta marcada.

Para ello, Sánchez ha trazado el plan que seguirá el Ejecutivo, basado en “reconstruir” el estado de bienestar, pero dentro del orden marcado por la Unión Europea. En ese sentido, Sánchez, y todos los ministros, seguirán el mismo guion: la negociación con la Comisión Europa permitió ganar hasta cinco décimas en los objetivos de déficit, y de ellas, dos se otorgaron a las comunidades autónomas para que pudieran disponer de más recursos.

Responsabilidad

En el caso de Cataluña eso hubiera supuesto 460 millones de euros adicionales. Esa “senda de déficit” se intentará aprobar, de nuevo, en septiembre, y Sánchez ha apelado a los partidos “que gobiernan comunidades autónomas”, en referencia a los partidos independentistas catalanes.

Con un paquete social, con respeto a las directrices de la Comisión Europea, Sánchez se ha mostrado dispuesto a seguir adelante, reclamando a la oposición “lealtad y responsabilidad”, algo que llega justo después de su entrevista con el líder del PP, Pablo Casado.

 

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información