Menú Buscar
Los candidatos a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz y Pedro Sánchez, se saludan en la sede del partido en la madrileña calle de Ferraz / EFE

Sánchez recuerda que Díaz defendió una España “nación de naciones”

“No mientas Pedro”, responde la presidenta andaluza en un cuerpo a cuerpo crispado sobre Cataluña entre candidatos a las primarias del PSOE

4 min

El problema catalán propició un cuerpo a cuerpo entre Susana Díaz y Pedro Sánchez durante el debate sobre los candidatos a las primarias del PSOE. Hubo momentos de crispación en esas réplicas y contraréplicas, en las que la andaluza reprochó a Sánchez sus “imaginativos” modelos de estado, mientras que el exsecretario general le recordó que ella apoyó una España “nación de naciones”.

Abrió fuego Sánchez, asegurando que la abstención a la investidura de Mariano Rajoy, que defendió Díaz, “no ha servido para nada, no ha servido para solucionar la fractura territorial o para apoyar a un gobierno capaz de dar una solución a Cataluña”. Susana Díaz respondió advirtiendo de que no se puede confundir a la militancia con un PSOE que “en ocasiones saca la bandera española más grande y, en otras, apuesta por la plurinacionalidad”, en alusión en este caso a la defensa de Sánchez de una España plurinacional. “Pedro, cambias de opinión en función de lo que te viene bien. Entras y sales de la Declaración de Granada. No se puede tener 19 visiones del modelo territorial o cambiar cada día, el secretario general debe tener muy claro que modelo tiene”.

Identidad propia, los impuestos, el acento catalán...

Sin embargo, Pedro Sánchez acudió bien documentado sobre todas las veces que la andaluza ha apoyado es modelo plural. Aseguró que Susana Díaz apoyó un documento donde se abogaba por una España nación de naciones –“No mientas Pedro”, replicaba la andaluza--, así como las tesis de que la “soberanía es indivisible, pero se puede negociar el concepto de nación”. Recordó, asimismo, que Díaz admitió que “Cataluña tiene una identidad propia” y que Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero también defendían la nación de naciones. “Por el contrario, hay que tener mucho cuidado cuando se hacen comentarios del tipo ‘los ahorros de los andaluces se los llevarán los catalanes’ o ‘decir que el catalán el vasco o el gallego son acentos’”.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha asegurado que “yo no he aprobado ningún documento de ese tipo. Es muy imaginativo decir ahora que España es una nación de naciones, pero cultural. Creo que la diversidad de un país, pero también en la igualdad de todos los españoles”.

Por su parte, Patxi López, convertido prácticamente en un convidado de piedra en el pulso Sánchez-Díaz, advirtió de que el debate sobre una España “nación de naciones” solo favorece a los nacionalistas.