Menú Buscar
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias presentan su programa de Gobierno. Imagen del artículo '2020, rumbo a lo desconocido' / EFE

Sánchez defiende un "Gobierno progresista" que reconoce la pluralidad territorial frente al bloqueo

El presidente en funciones hace un llamamiento al resto de partidos a sumarse a ese primer Ejecutivo de coalición que, según Iglesias, "combina la experiencia del PSOE y la frescura de Podemos"

5 min

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha defendido el acuerdo alcanzado con Podemos como una salida al bloqueo mediante la formación de un Gobierno que reconoce la pluralidad territorial que los españoles, en las urnas, han elegido. Por su parte, Pablo Iglesias ha definido el pacto como "una combinación de la experiencia del PSOE y la frescura de Podemos".

La comparecencia pública de ambos dirigentes ha tenido lugar tras conocerse el documento de 49 páginas titulado Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España, que cierra, no solo un acuerdo de investidura, sino de gobierno. Se trata del primer Ejecutivo de coalición de la democracia, si finalmente ERC se aviene a una abstención, tras conocerse el informe de la Abogacía del Estado favorable a la inmunidad de Oriol Junqueras.

Derogar parcialmente la reforma laboral del PP, subir el IRPF en las rentas más altas o abordar el “conflicto político” de Cataluña son algunos de los puntos de ese acuerdo que Iglesias ha calificado de “histórico”, y que tiene lugar tras una “década perdida”, pero también de esperanza.

Un referente de modernidad

El acuerdo, según el líder de Podemos, "combina la experiencia del PSOE y la frescura de Podemos", y tiene como objetivo convertir España en un referente de políticas de justicia social y de combate contra el cambio climático". Un Gobierno ejemplo, ha dicho, de "modernidad", que "ofrezca seguridad a los sectores sociales más vulnerables" y evite la amenaza de los movimientos de extrema derecha.

Pedro Sánchez también ha apostado por la defensa de la “cohesión social y la lucha contra la desigualdad”, así como "avanzar hacia la cohesión territorial, lo cual es lo contrario del bloqueo".

Según el líder socialista, el acuerdo supone "reivindicar los valores colectivos, lo que nos une como país, la reivindicación de la mejor política, que es la política útil que la sociedad necesita". Un marco legal, en definitiva, para "defender a los más vulnerables, la igualdad de oportunidades y afrontar los retos que se avecinan".

Sánchez ha indicado que el tronco del programa conjunto "es la idea de progreso, de hacer progresar a este país para que sea mejor de lo que es ahora". Ha mencionado la lucha por la creación de empleo, la transición ecológica y la igualdad real entre hombres y mujeres como principales metas.

La diversa geometría parlamentaria

El socialista ha pedido al resto de formaciones políticas que permitan que este nuevo Ejecutivo eche a andar. "Este programa demuestra la voluntad de PSOE y Podemos no solo de ser Gobiernos, sino de hacer Gobierno. El reto es enorme. Tenemos una diversidad territorial que ilustra la geométrica parlamentaria que tendremos, pero no la imposibilita. Es la excusa que algunos ponen para el bloqueo, yo veo el estímulo para hacer las reformas necesarias".

Ha insistido en que la composición del Congreso ha sido votada por los españoles, "y nosotros la convertimos en Gobierno, de ahí el diálogo y acuerdo, que obedece a una nueva normalidad institucional que se debe asumir con generosidad y con voluntad de compartir el poder, para regenerar la política útil, al servicio de la gente".

Sánchez es consciente de que "no hay mayoría suficiente, pero tenemos la determinación de lograrla ley a ley, día a día. Hacer camino al andar. Nuestro país ha dicho dos veces que quiere avanzar y no bloquear, y que prefiere un Gobierno progresista"