Menú Buscar
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), el líder del PSC, Miquel Iceta (d) y el director de 'El periódico de Catalunya', Enric Hernández / PSC

Sánchez insta a Colau a ponerse al lado de los alcaldes socialistas que no apoyan el 1-O

El líder del PSOE culpa a PP y al independentismo de un “choque de trenes sectario” y defiende "un concepto no nacionalista de nación"

7 min

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha exigido al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a dejar de señalar a los alcaldes socialistas que rechazan el referéndum independentista del 1-O. Asimismo, ha instado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a posicionarse al lado de esos ediles. Asimismo,

Ha culpado al Gobierno de Mariano Rajoy y al independentismo de un “choque de trenes” que, según ha dicho, provoca “sectarismo”. Asegura que no tiene ningún problema en defender la identidad catalana y aboga por un concepto “no nacionalista de nación”

Duran, Trias y Pisarello

Pedro Sánchez ha pronunciado una conferencia en el forum Primera Plana que organiza El Periódico de Catalunya, un día después de la Diada, copada por la agitación independentista. Han asistido la plana mayor del PSC, así como el exlíder de UDC, Josep Duran Lleida; el exalcalde de Barcelona, Xavier Trias (PDeCAT), y el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, entre otros. 

El socialista ha criticado la pretensión de que una parte decida por el todo. El Estado de las autonomías, ha dicho, “ha sido un relato de éxito y prosperidad, aunque tenga una arquitectura incompleta. La pregunta es, 40 años después de la Constitución de 1978, ¿qué ha pasado para que hayamos llegado a este escenario de ruptura?” Sin querer entrar en guerra de cifras, Sánchez, ha dicho que ayer, en la Diada, se visualizó la división de la sociedad catalana”.

“El independentismo tiene derecho a expresar sus ideas, siempre que lo haga dentro de la ley”, ha dicho Sánchez, aunque también ha criticado el inmovilismo del presidente Rajoy, a quien acusa de aplicar una política de “confrontación, que ha perjudicado al conjunto de la sociedad”. La sentencia de 2010 del Tribunal Constitucional, ha dicho, que recortó el Estatuto en respuesta a un recurso del PP, “fue un error. No estaríamos donde estamos si no fuera por ello”.

Por el contrario, ha asegurado que el PSOE “sabe gobernar con un proyecto plural”. Entre la derrota socialista en las elecciones generales de 2011 a hoy, el apoyo al independentismo ha pasado de un 10% al 40%, ha afirmado.

Sánchez ofrece “una estrategia basada en una oposición con sentido de Estado y basada en la ley. No es momento de siglas ni de partidos”. En este sentido “no van a encontrar un nuevo PSOE, sino al PSOE de siempre, comprometido con los ciudadanos”.

Los tres pilares del PSOE

Según el socialista, el PP no ha sido leal con la Constitución al “incumplir el principio de igualdad entre los ciudadanos con sus recortes, pues no ha repartido la riqueza entre todos”.

Ha basado su proyecto en tres pilares: recuperar la España de los derechos (a partir de un pacto de rentas con un incremento salarial del 2,5% en 2018 y del salario mínimo interprofesional), restaurar el contrato social entre generaciones (frenar la precariedad juvenil y el paro de larga duración, y un nuevo Pacto de Toledo (garantías para los pensionistas) y reconciliar a todos los pueblos de España. “La libertad es autogobierno, por lo que el futuro de la convivencia depende de ese respeto a la diversidad. Rechazamos el intento de quebranto de la legalidad constitucional. El imperio de la ley debe estar presente, pero hay que reconocer la aportación que ha hecho Cataluña al progreso y estabilidad española”

El reconocimiento de la identidad nacional de Cataluña no supondría un problema y este es mi compromiso con los catalanes”, ha indicado el dirigente socialista, quien aboga por un “concepto no nacionalista de nación”.

“Estoy dispuesto a hacer lo posible para promover la cultura del pacto, de ahí la comisión territorial creada “para llevar al Congreso lo que es normal en la calle. Una mesa de diálogo para perfeccionar el modelo territorial. Estamos creando una mayoría parlamentaria que incluye a PP, PDeCAT, Unidos Podemos”.

"Cataluña somos todos"

Pedro Sánchez ha dicho que en esta vía del diálogo “no vamos a dejar a nadie fuera” porque pactar “es integrar, mientras que fomentar el choque de trenes es sectarismo. El centralismo es el pasado y la diversidad, el futuro. Cataluña somos todos”. “Estamos dispuestos a ofrecer más autogobierno a Cataluña, pero dentro de la ley”, ha subrayado.

Ha criticado que la Generalitat señale con el dedo a los alcaldes socialistas que se niegan a ceder locales para poner las urnas. “Están poniendo las instituciones al servicio de todos, y eso es importante. Sobran las amenazas, sobran los reproches, falta política y diálogo. Pedimos al Gobierno catalán que deje de señalar a los alcaldes”, ha manifestado. Respecto a las dudas demostradas hasta ahora por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dicho que “me gustaría que estuviera al lado de los alcaldes socialistas, no entiendo que a quince días del referéndum, no se haya puesto al lado de ellos”.

Pedro Sánchez ha referido a la “crítica exacerbada” que ha sufrido el director de El Periódico de Catalunya, Enric Hernández, por su información sobre los atentados de Barcelona y Cambrils por parte de sectores independentistas, y ha invocado la libertad de prensa.