Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de la Generalitat, Pere Aragonés (i), en Foment del Treball / EFE

Sánchez y Aragonès abren una nueva etapa de reencuentro y diálogo

Los presidentes del Gobierno y la Generalitat entierran el bloqueo procesista a modo de antesala de su cumbre en la Moncloa y piden la implicación de los empresarios

4 min

Normalidad y reencuentro. Pedro Sánchez y Pere Aragonès se han comprometido a dar carpetazo al bloqueo procesista y a avanzar en el terreno del diálogo y la negociación. Han admitido que no será fácil y que existen diferencias. Ambos mandatarios han coincidido en un acto de Foment del Treball que ha servido de antesala a la cumbre que mantendrán en la Moncloa este mismo mes tras la investidura de Aragonès como presidente de la Generalitat, en pleno debate sobre los indultos.

El presidente español ha hecho un llamamiento "no solo a los empresarios, sino al conjunto de los partidos políticos e instituciones": "El futuro inmediato nos exige una renovación de los acuerdos sociales, una forma diferente de entender la política, proyectos comunes, en el que habrá diferencias, pero que no se pueden transformar en retraso y enfrentamiento. Hemos vivido demasiado tiempo en callejones sin salida".

Por encima de los cálculos electorales

"Ha llegado el momento de avanzar, con serenidad y con amplio sentido de justicia. Buscando la convivencia y la paz, por encima de los cálculos electorales y los intereses partidistas. Hay que dejar atrás un escenario de enfrentamiento que solo ha dejado dolor. Debemos tener sentido de la ejemplaridad. No serán las posturas maximalistas las que permitan salir adelante. Nos jugamos el futuro y este vendrá con el reencuentro, con argumentos y emociones, pero sobre todo con motivos. No podemos fallar".

Hay que "dejar atrás la dialéctica estéril, es necesario un nuevo nosotros tanto en Cataluña como en el conjunto de España", ha dicho Sánchez, quien ha invitado a los empresarios a sumarse al proyecto de transformación del país. Cataluña es imprescindible, necesitamos su mejor versión".

Sánchez se ha referido a los retos superados del Covid. “Hoy estamos en una condición excepcional que tiene que ver con el paso del tiempo que invita a una reflexión sobre los proyectos a largo plazo".

"Responsabilidad de todos"

Por su parte, Aragonès también ha abogado por un regreso a la normalidad, por la apertura de "una nueva etapa" protagonizada por el diálogo pues, según ha reconocido, "el Gobierno ha admitido por primera vez la necesidad de dar una salida política al conflicto". Y aunque ha augurado dificultades porque ambos gobiernos tienen visiones diferentes, el republicano ha apostado por salir del bloqueo. 

"Es el primer acto en el que coincido con el presidente español. Se ha hablado de normalidad, porque partimos de una situación que no es normal. Posiblemente diferimos, para nosotros no es normal que haya presos políticos y exiliados, el Gobierno tiene otra visión. Pero siendo conscientes de esas posiciones lejanas, se necesita una nueva etapa y poner soluciones sobre la mesa. Nosotros queremos amnistía y autodeterminación. Debemos escuchar las propuestas del Gobierno. Admito que se han dado pasos, nunca un Gobierno había expresado su voluntad de dialogar y negociar. Es necesario superar el bloqueo, a pesar de las posiciones enfrentadas. La responsabilidad de todos es iniciar un camino para encontrar soluciones y sabemos que los empresarios nos ayudarán”.