Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de las terrazas en la Plaza Real de Barcelona, el pasado domingo / CG

Sàmper tras la vía Ayuso: abre la puerta a que los restaurantes abran de noche

El consejero de Interior plantea que los locales puedan abrir de noche en función de su ventilación y en todos los territorios donde se pueda

5 min

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, se arriesga. Toma la iniciativa y ha abierto la posibilidad de que los restaurantes puedan abrir de noche a partir del próximo 3 de mayo y siempre que las condiciones lo permitan, en el exterior y en los territorios donde se pueda hacerlo. En cualquier caso, es un primer paso del Govern de la Generalitat, a falta de consensuarlo entre los socios de gobierno, y siguiendo la vía de Díaz Ayuso en Madrid, que ha defendido desde el inicio la necesidad de dar respuesta a las peticiones del sector de la restauración.

Sàmper, que siempre ha ido un paso adelante respecto al resto del Govern, aunque ello le haya comportado en ocasiones la necesidad de rectificar, ha señalado en TV3 que todo dependerá de los datos epidemiológicos, pero que éstos no dan a entender que se puedan producir cambios bruscos. Lo que pretende el consejero es que la apertura se haga de forma asimétrica, por territorios y en espacios exteriores, teniendo en cuenta que este lunes ya se abre el perímetro comarcal, y podrá haber desplazamientos por todo el territorio catalán.

Por comarcas y en función de los datos

El hecho es que es una petición a gritos del sector de la restauración, el que más ha sufrido, junto con los hoteleros, el cierre por la pandemia. En Cataluña, además, los datos son muy distintos en función de la comarca, con una incidencia muy menor en algunos territorios, como en las Terres de l’Ebre. En ese caso, Sàmper ha considerado que las aperturas se podrían llevar a cabo antes del 3 de mayo. Y en ese constante sí, pero no, Sàmper ha añadido que “ahora mismo es muy anticipado tomar esa decisión”.

Miquel Sàmper, 'conseller' de Interior del Govern de Cataluña / EP
Miquel Sàmper, 'conseller' de Interior del Govern de Cataluña / EP

Pero la presión de otras voces, y la experiencia de la Comunidad de Madrid, con la llamada ‘vía Ayuso’, ha llevado al Govern de la Generalitat a pensar ya en un cambio de actitud. El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ya ha pedido que el horario permitido para la restauración pase de las cinco de la tarde a las once de la noche. La mejora de la climatología, la campaña de vacunación y la propia necesidad psicológica de la población de salir, deja al Ejecutivo catalán un estrecho margen para negarse a esas reaperturas.

Sàmper ha insistido en que los establecimientos que abran de noche deberán tener una ventilación “importante”, y que las aperturas se iniciarán primero en el exterior de restaurantes y bares, en las terrazas.

Estado de alarma

Pero ligado a esa circunstancia está el hecho de saber qué pasará cuando deje de estar en vigor el estado de alarma, el 9 de mayo. “Lo que el Govern tiene muy claro es que si es posible y si los datos lo permiten, se debe empezar a suavizar lo más pronto posible”, señala Sàmper, en relación a ese estado de alarma.

La convicción del Govern es que no se producirán “cambios bruscos” en la pandemia del Covid, por la aceleración de la campaña de vacunación. Tras la Semana Santa, y a pesar de los temores por una explosión de casos, los datos demuestran que la pandemia se ha estabilizado. “Los datos no han empeorado, no se han movido, y nosotros tenemos muy claro que seguirá ocurriendo lo mismo”.