Menú Buscar
El 'conseller' de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper / EFE

Sàmper frena el nombramiento de Jordi Arasa como jefe de los Tedax

Interior recula después de trascender el nuevo puesto del inspector, condenado por el desalojo de los indignados en 2011

3 min

El Departamento de Interior frena el nombramiento del inspector Jordi Arasa como nuevo jefe de los Tedax. Así lo ha avanzado este viernes el conseller Miquel Sàmper, después de que trascendiese que el mando, condenado a dos años y cuatro meses de prisión por el desalojo de los indignados en 2011, accedería a este nuevo puesto en el cuerpo de los Mossos d'Esquadra.

Sàmper lo ha anunciado durante una entrevista en TV3, donde ha detallado que "no se habían completado los trámites administrativos" para que Arasa accediese al puesto. Preguntado sobre la cuestión, el jefe político del cuerpo ha señalado que el anuncio del nombramiento "ha sido una filtración" y que el "expediente" para dicho nombramiento no se había "firmado".

Interior frena el nombramiento de Arasa

"Todo expediente requiere la firma del jefe político, técnico y operativo, y eso no ha sucedido", ha señalado. Cuestionado por si él mismo había impedido el nombramiento, ha ido más allá: "Se ha parado antes de que yo lo parase, Seguramente lo hubiese hecho, pero no he llegado a hacerlo".

Sàmper ha explicado que el inspector se presentó a un "especie de concurso-oposición que "ganó". "A partir de aquí, se tienen que estudiar más cosas, como por ejemplo, y no es algo menor, su situación procesal. Recordemos que este señor tiene una sentencia condenatoria, recurrida a una segunda instancia, pero en caso de ser firme, no podría tener este cargo", ha abundado.

Apartado de orden público

A pesar de la explicación del conseller, Arasa no habría accedido al puesto por concurso, sino a través de una plaza de libre designación, y por ello Interior puede frenar el nombramiento. Una decisión que uno de los sindicatos de mandos, Sicme, atribuye a la "precampaña electoral", a pocos meses de los comicios catalanes del 14F.

Fue el miércoles cuando se conoció el nuevo puesto de Arasa, a quien apartaron de la calle tras la sentencia del pasado junio, aunque no del cuerpo. El inspector ejerció como jefe de las Áreas de Regionales de Recursos Operativos (ARRO) en Barcelona, hasta conocerse el fallo. Tras la condena, por la que presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo, el comisario Eduard Sallent anunció que alejaba al inspector de tareas de orden público. Durante estos meses, el mando ha ejercido como jefe del Grupo Regional de Seguridad Ciudadana, según fuentes policiales.

Destacadas en Política