Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miquel Sàmper (d), consejero de Interior de la Generalitat / EP

Sàmper amenaza con un "confinamiento total" si prosiguen las fiestas nocturnas

El 'conseller' de Interior advierte de que las aglomeraciones de jóvenes para beber en la calle suponen gran parte de los nuevos contagios por Covid-19

3 min

Miquel Sàmper amenaza con un "confinamiento total" si prosiguen las fiestas nocturnas. El conseller de Interior advierte de que las aglomeraciones de jóvenes para beber en la calle suponen gran parte de los nuevos contagios por Covid-19. "Damos una oportunidad pedagógica porque limitar la movilidad no gusta a nadie", ha apuntado. 

En una entrevista en RAC1, el titular del departamento ha recordado que decretar el toque de queda "nocturno" es también una posibilidad --"hemos de estar preparados para todo"--, aunque ha asegurado que "todavía no está sobre la mesa". Eso sí, la Generalitat no lo descarta y es que durante los botellones, según Sàmper, es "cuando se producen más contagios", en este inicio de la segunda ola de la emergencia sanitaria

Parques naturales

Las aglomeraciones en plazas y otros rincones de los municipios catalanes no son el único motivo de preocupación para el Govern. También la alta afluencia a parques naturales, como el del Montseny, por lo que las diputaciones aprobarán nuevas restricciones. "No me gusta limitar derechos fundamentales --como la movilidad--, pero si la gente no hace caso, no queda otra opción", ha apuntado el conseller. En el caso de estos espacios, ha censurado: "No pueden acudir 10.000 personas a la vez. No es sostenible ni para el parque ni para [frenar] la pandemia". 

Cuestionado sobre por qué los uniformados no son capaces de evitar estos incumplimientos de las medidas aprobadas para limitar los contactos, Sàmper ha justificado que el número de policías es limitado y que, además de desmantelar fiestas ilegales o aglomeraciones, se dedican, entre otras cuestiones, a efectuar redadas contra el narcotráfico. 

Restitución de Trapero

Sobre la posible restitución de Josep Lluís Trapero, el jefe político de los Mossos d'Esquadra ha reiterado lo que manifestó tras conocer que había sido absuelto: que dependerá del mayor decidir si vuelve a estar al frente de la policía autonómica. "Entiendo que su cese fue una irregularidad que derivó de la aplicación del [artículo] 155, y que la sentencia nos permite restituirle, porque no me gusta ninguna vulneración de derechos fundamentales", ha señalado. 

Se ha remitido así el consejero de Interior a la conversación que mantuvo con Trapero el pasado 5 de septiembre, cuando él accedió al cargo. "Le dije que entendía que [su cese] no se debería haber producido, y puse [su vuelta] en sus manos". Eso sí, quien ya le ha manifestado su intención de reincorporarse al cuerpo ha sido la intendente Teresa Laplana, también absuelta por la Audiencia Nacional.