Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sàmper y Albiol chocan por los okupas en Badalona / EP

Sàmper y Albiol chocan por los problemas con los okupas en Badalona

El consejero de Interior niega que la ciudad sufra más delincuencia que otros municipios del entorno

3 min

La reunión entre el consejero de Interior, Miquel Sàmper, y el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, para tratar los problemas de seguridad que afronta la ciudad se ha saldado con dos comunicados distintos del ayuntamiento y la conselleria. Ambos dirigentes no han logrado hallar un terreno común en asuntos como las okupaciones y la multirreincidencia.

Mientras Sàmper niega que Badalona sufra una mayor tasa de delincuencia que otros municipios del entorno, Albiol advierte sobre el aumento de la criminalidad en determinados barrios. Durante el último año se han registrado 3.323 actos delictivos en la ciudad, lo que supone un 9% menos que el año anterior. Los delitos más frecuente son los hurtos (27,4%), mientras que han bajado los robos en domicilios y los robos de vehículos.

Sàmper rebaja la alerta

Según la nota que ha difundido el Departamento de Interior, "el estado de seguridad" del municipio "no es diferente que el del resto de ciudades del entorno". Sàmper ha reconocido que hay que combatir la ocupación ilegal de inmuebles, aunque ha distinguido entre aquella que persigue fines "delincuenciales" de la que surge como derivada de un problema social. Además, ha celebrado la nueva instrucción de la fiscalía que permite actuar con mayor contundencia y rapidez ante las usurpaciones.

Respecto a la multirreincidencia, el conseller ha abogado por un cambio normativo que impida que haya personas que puedan cometer varios robos sin que se les aplique prisión preventiva como medida cautelar.

Albiol pide refuerzos policiales

Por su parte, Albiol ha señalado la "necesidad que tiene la ciudad de aumentar los efectivos de agentes de Mossos" y ha remarcado que el ayuntamiento ha ampliado la plantilla de la Policía Local con dos promociones. De hecho, una de las primeras medidas que tomó el alcalde tras obtener la vara de mando fue anunciar la recuperación de la antigua Unidad Omega, el equipo de antidisturbios de la Guardia Urbana.

El consejero ha prometido que, de cara a las futuras promociones de la policía catalana, "se prestará una atención especial a ciudades como Badalona, no porque tengan un problema especial de seguridad, sino para atender las necesidades derivadas de su demografía".