Menú Buscar
El portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, tras sus declaraciones en que ha incrementado la presión al PSOE por la investidura / EUROPA PRESS

Sabrià añade más presión al PSOE: da “uno o dos meses” a ERC para cerrar la investidura

El presidente de ERC en el Parlament advierte a Sánchez de que no puede “ir con prisas” y exige “movimientos explícitos” a los socialistas

4 min

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha añadido este sábado más presión a la negociación para desbloquear la investidura de Pedro Sánchez. En una atención a los medios, ha señalado que su partido no tiene ningún problema en “esperar uno o dos meses” para cerrar las condiciones en que se acabará con el bloqueo político en el Congreso de los Diputados.

Ha lanzado un aviso directo al candidato a presidente del Gobierno: “Nadie nos puede hablar de prisa ni nos puede decir que se tiene que cerrar el acuerdo en 10 días”. Además, ha dejado claro cuáles son los objetivos políticos de los republicanos. Sabrià señala que a ERC no le incumbe la gobernabilidad de España sino la búsqueda de una “solución política al conflicto catalán”.

¿Terceras elecciones?

“Lo fundamental son los acuerdos, no el calendario” ha incidido una de las voces consideradas del sector duro de la formación. También ha advertido al PSOE que no les podrá culpar de que la negociación no llegue a buen puerto. “Nadie podrá responsabilizar a ERC de unas terceras elecciones”.

Pedro Sánchez, del PSOE, y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, en una imagen de archivo / EFE
Pedro Sánchez, del PSOE, y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos / EFE

En cuanto a la materia que está sobre la mesa, Sabriá se ha limitado a recordar que la mesa de diálogo “entre iguales” y “sin condiciones” es prioritaria. Y ha añadido que este ámbito va más allá de la comisión bilateral, en alusión a las declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo. No ha dado más pistas, aunque ha manifestado que los avances son por ahora limitados.

Primera reunión

PSOE y ERC se han sentado en una ocasión para abordar la abstención, no el voto a favor, del partido liderado por Oriol Junqueras a una investidura que tanto los socialistas como sus socios en el futuro Ejecutivo, Podemos, quieren celebrar antes de la Navidad.

Con todo, sus planes están en manos de los independentistas que no comparten al menos de forma pública el mismo calendario. Exigen “movimientos explícitos” de Sánchez y de su entorno y que abanone la "represión" que asegura que existe en Cataluña. 

Choque con JxCat

En cuanto a la polémica de ERC con sus socios de Govern en Cataluña, JxCat, sobre quién debe sentarse en esa mesa, Sabriá ha intentado ponerse de perfil. Se ha limitado a manifestar que “es lo de menos” las personas que participen de forma activa en el debate.

La valoración que ha defendido ante la prensa que es que lo importante ahora es “el acuerdo”. Y si este llega, “deberá llevar la rúbrica de los dos presidentes”. Por lo que deja la participación de Quim Torra en un segundo plano. De hecho, la pospone hasta la fase final de un proceso del que ahora se intenta sentar las bases y no será precisamente ni rápido ni sencillo. Un plan que choca con el anuncio de la consejera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, de este mismo sábado