Menú Buscar
Los consejeros de Territorio, Josep Rull (i), y de Interior, Joaquim Forn / EFE

Un 'conseller' compara el control sobre las cuentas catalanas por el 1-O con las políticas de Franco

Josep Rull critica que el Gobierno supedite el FLA al nulo uso de dinero público para el referéndum ilegal del 1 de octubre

5 min

Españoles, Franco ha vuelto. Al menos a Cataluña, donde tanto se organiza una polémica exposición con la figura ecuestre decapitada del Caudillo, como sirve al independentismo radical para defender el referéndum ilegal del 1-O.

La última referencia al dictador, fallecido hace más de 40 años, la ha hecho el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull. Éste se ha referido al movimiento de ajedrez del Gobierno, que advierte al Govern de que suspenderá el pago del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) a Cataluña si no certifica semanalmente que no se destinan fondos públicos a la consulta separatista del 1 de octubre.

Ahora sí importan todos los catalanes

“Vuelven a poner en valor lo que ocurría en la época de Franco, de pedir un certificado de buena conducta cada semana”, ha declarado Rull en una entrevista de Europa Press. El conseller no entiende este aviso “de ninguna de las maneras” y más cuando el FLA “forma parte del sistema de financiación autonómica, un mal sistema pero que el Estado tiene la obligación de gestionar y de hacerlo sin amenazas”.

En este caso concreto, el gobernante catalán sí se refiere a todos los catalanes como perjudicados por la suspensión del FLA, tanto los independentistas como los contrarios. Además, ha recordado que los fondos del FLA proceden de los recursos que generan los catalanes con sus impuestos y que el Gobierno se los deja a Cataluña en forma de préstamo, por lo que el Estado es el principal acreedor de la comunidad.

Puigdemont ataca en Twitter

“Si pretenden cortar el grifo a Cataluña, al final estarán cerrando el grifo al Estado, porque es nuestro principal acreedor. Si tuviéramos un buen sistema de financiación, no nos haría falta el FLA”, ha sostenido Rull, contrario al “discurso del miedo y las advertencias constantes en forma de amenaza” del Ejecutivo central. Una amenaza que él devuelve: “El 1-O, les guste o no, habrá urnas amparadas en el principio democrático y fundacional del derecho internacional público”.

Pero Rull no es el único que se ha pronunciado en el Govern tras la decisión del Gobierno. También ha hablado el presidente, Carles Puigdemont, mediante Twitter. En su caso, pide al Ejecutivo de Mariano Rajoy que devuelva a Cataluña los intereses que los catalanes han pagado para recibir el FLA, así como su dinero invertido para rescatar la banca y las radiales de Madrid, y para sufragar la “guerra sucia”, “pagar informes falsos” y para “indemnizar Castor”.

Fiscalización

El tercero en discordia ha sido el nuevo conseller de Presidencia, Jordi Turull. En palabras en RAC1, ha dicho que se ha llegado a un momento “en que el ministro [Íñigo Méndez de Vigo] no es consciente de las derivadas que se amenaza puede tener”. “La Generalitat hace mucho tiempo que está intervenida en el sentido político de la palabra”, ha declarado.

“Hemos llegado a un momento en que un departamento de la Generalitat comprará un paquete de folios, y dirán: folios, atención igual sirven para hacer el recuento de votos al lado de las mesas. Por tanto, querella y suspendidos”, ha afirmado. Y ha catalogado la situación de “absurda”. “Cada día es una amenaza diferente y esto nos estimula todavía más”, ha dicho Turull.

Ha observado las “graves repercusiones por persecución ideológica a muchos ciudadanos y ciudadanas de este país” un corte del FLA por parte del Estado: “Si colapsamos económicamente y financieramente Cataluña, España se hunde, es así de claro”. Y ha rematado que “hacen el discurso del miedo porque ellos sí que tienen miedo”. Ocultarán “muchas cosas” del referéndum para no dar pistas.

Destacadas en Política