Menú Buscar
Gabriel Rufián, portavoz parlamentario de ERC / EP

Rufián señala a Torra como el 'freno' de la mesa de diálogo con el Gobierno

El portavoz de ERC en el Congreso expone el "lío interno" entre PDECat y JxCat como una de las razones que impiden el encuentro entre los Ejecutivos nacional y catalán

4 min

La llamada mesa de diálogo entre el Gobierno y el Govern se encuentra en pause desde hace meses y Gabriel Rufián, diputado de ERC, señala a JxCat y al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como responsables de ello. El portavoz republicanos en el Congreso de los Diputados ha esgrimido varias razones que, en su opinión, han retrasado este encuentro, entre las que se encuentra el "lío interno" entre los neoconvergentes, en plena lucha de siglas y membresías entre PDECat y el nuevo JxCat de Carles Puigdemont.

En la reunión para hablar sobre el conflicto independentista están llamados a participar los dos partidos del Gobierno de coalición y los socios del Govern. Rufián, en una entrevista en TVE, ha eximido a su partido, al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y a Unidas Podemos de la culpa del retraso en la convocatoria del encuentro. "Nos queda uno", ha declarado en evidente referencia al president Torra como representante de la cuarta formación, JxCat.

En espera de los neoconvergentes

El Gobierno comunicó su intención de volver a poner en marcha la llamada mesa de diálogo en julio, aunque no se consiguió fijar una fecha a pesar de las insistencias de ERC. JxCat se dedicó durante ese tiempo a pedir "amnistía y autodeterminación" como puntos a tratar en la mesa, sin hablar de fechas. Después de las vacaciones de agosto, el presidente Sánchez aseguró que estaba "dispuesto" a convocar la reunión durante septiembre, también sin señalar el día concreto. 

Para Rufián, los neoconvergentes deben solucionar su "problemática" interna antes de poner en marcha el diálogo, una estrategia que daría mayor solidez a las demandas independentistas a pesar de la cada vez más alejada posición entre republicanos y herederos de CDC. "Cuando estén preparados, pues podremos reunirnos", ha sostenido. 

Diada e inhabilitación de Torra 

Rufián, no obstante, ha querido rebajar la tensión del retraso de la mesa de diálogo y ha defendido que la ciudadanía entiende por qué no se ha celebrado todavía. Ha señalado dos datos en concreto: la celebración de la Diada y "la más que probable inhabilitación de Torra". Otro punto, este último, donde se han reflejado las tensiones de los socios de Govern por la falta de un acuerdo para actuar de forma "unitaria", tal como defiende ERC que debe ocurrir. 

A pesar de la paralización de este encuentro entre independentistas y el Gobierno de coalición, Rufián ha insistido en que no es un problema grave y que, en algún momento, se llevará a cabo. "Habrá más oportunidades, no hay que comprarse sogas ni empezar acusarnos los unos a los otros", ha recalcado.