Menú Buscar
Gabriel Rufián en el debate de investidura de Rajoy

Rufián al PSOE: “No les da vergüenza someterse a una cacique”

El portavoz de ERC lanza un discurso centrado en afear la conducta del grupo parlamentario socialista por su abstención

4 min

Con su bronco y pausado estilo oratorio, Gabriel Rufián, el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), lanzó una batería de improperios contra el PSOE y su grupo parlamentario para afear la abstención de una parte de sus diputados que permite la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. El independentista ni siquiera se refirió al PP y sólo tuvo palabras contra los socialistas --“lo de hoy es demasiado para los socialistas de corazón”, dijo-- y Ciudadanos.

En una clara referencia a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, Rufián cargó las tintas contra las maniobras de la dirigente socialista: “No les da vergüenza someterse a los designios de una cacique que gobierna la comunidad autónoma con la tasa de paro y fracaso escolar más alto de Europa”. No fue el único dardo envenenado que salió de su garganta. Durante los cinco minutos que duró su intervención repasó algunas reacciones contra el PSOE en las redes sociales. Todas ellas críticas, tachando de traidores a los diputados socialistas, sirvieron para la lanzar una pregunta a ese grupo: “¿Tienen alguna respuesta para ello?”.

"¿No les da vergüenza?"

El parlamentario barcelonés vino a señalar que los diputados del PSOE que han decidido abstenerse son unos desvergonzados. “Sólo tienen de izquierdas el sitio de los consejos de administración de las eléctricas”. En varias ocasiones les preguntó en esa línea. “No les da vergüenza dar el poder a la derecha, a quienes persiguen urnas y esconden los Jaguar. Las marcas blancas del PP están saturadas entre Ciudadanos y su escisión Forocoches”.

Acabó señalando que se abría una legislatura sin sorpresas. “La única será saber en qué partido milita en la próxima el señor Toni Cantó”, lanzó irónico. A los representantes de Podemos también los utilizó durante su discurso, pero siempre con el interés de poner en entredicho la decisión final del PSOE: “Si le hacen esto a su secretario general y a su militancia, imaginen que les harán a la gente. Compañeros [a Pablo Iglesias y Xavier Domènech], teníais razón, el bipartidismo ha muerto”.

Incidente final

Tras la intervención de Rufián y otros grupos parlamentarios que le prosiguieron, el grupo socialista pidió a la presidenta de la Cámara una réplica por alusiones en la que pidió que el diputado de ERC retirara sus palabras. Ana Pastor interpeló al republicano sobre si retiraba las palabras tal y como pedía el PSOE. Rufián, impertérrito, respondió: "A mí me daría vergüenza".