Menú Buscar
Societat Civil Catalana ha participado en el acto a favor de la Constitución en Rubí (Barcelona) / CG

Rubí conmemora la Constitución entre silbidos de los independentistas

El acto organizado por el ayuntamiento gobernado por el PSC es contestado por los contrarios al 6D mientras que el grupo municipal de CDC está inmerso en una crisis

3 min

A las 10 de la mañana, la ciudad de Rubí (Barcelona) ha celebrado el primer acto en Cataluña para conmemorar la Constitución. La lectura de varios artículos de la Carta Magna que se había programado ha tenido lugar entre los gritos y silbidos de un grupo de unos 50 independentistas que han irrumpido en la celebración para dejar claro que, para ellos, en este 6D no hay “nada que celebrar” en el municipio, tal y como rezaba la pancarta que han desplegado.

Se han vivido momentos de tensión entre los manifestantes y los participantes en el acto, especialmente cuando uno de los independentistas ha quemado un ejemplar de la Carta Magna. Pero no ha ido más allá del intercambio de reproches, especialmente ante las cámaras que se han desplazado hasta la ciudad catalana para retransmitir la celebración.

Los independentistas que han silbado y gritado en la celebración del 6D en Rubí (Barcelona) / CG

El acto ha durado unos 15 minutos en los que los concejales del PSC, Ciudadanos, el PP y dos miembros de Societat Civil Catalana han leído algunas partes de la Constitución y, al final, la alcaldesa socialista, Ana María Martinez, ha leído un discurso breve en el que ha pedido una reforma para que se adapte a la sociedad acutal. 

Crisis abierta en CDC

De telón de fondo a la celebración del 6D en la ciudad, la crisis abierta en el grupo municipal de PDCat, la antigua CDC. Uno de los concejales del partido, Sergio García, apoyó el acto tras incorporarse al equipo de gobierno socialista. Ha sido acusado de tránsfuga y la formación nacionalista ha iniciado los trámites necesarios para expulsarlo, además de recibir la sanción por su comportamiento del resto de la oposición.

Constitución quemada en Rubí / CG

Rubí fue una de las ciudades catalanas en la que se intentó conformar un gobierno independentista tras las elecciones municipales de 2015. Al final fue imposible porqué no se pusieron de acuerdo los cinco concejales que obtuvo ERC, la segunda fuerza de la ciudad; con los tres de la plataforma AUP, conformada por la CUP, Alternativa Ciudadana de Rubí, EUiA y el Partido Pirata; y los dos concejales de CiU.

PSC gobierna en minoría con seis representantes de los 25 del pleno, al que ha sumado ahora el apoyo de García. La división de fuerzas llega al punto que también tienen representación en la ciudad ICV, PP y Ciudadanos.