Menú Buscar
El presidente de CEOE, Juan Rosell

Rosell quita hierro a la fragmentación del Congreso y no descarta la 'gran coalición'

El presidente de la CEOE recuerda que la mayoría de gobiernos de la UE son de coalición y pide no paralizar la senda de crecimiento económico

Redacción
3 min

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha quitado hierro a la fragmentación que refleja el Congreso tras las elecciones generales de este domingo, e incluso no ha descartado que se alcance la denominada 'gran coalición'. "Vamos a ver, todo es posible", ha respondido al ser preguntado sobre un posible pacto de gobernabilidad entre PP y PSOE.

"Durante muchos años hemos estado acostumbrados a tener gobiernos mayoritarios o casi mayoritarios, y era muy fácil hacerlo, pero ahora vamos a tener que cambiar el chip", ha señalado a los medios.

"Lo anormal es no tener coalición"

Según Rosell, llegar a pactos de gobierno "tampoco es una cosa tan compleja y difícil". Y ha recordado que 22 de los 28 países de la Unión Europea están gobernados por coaliciones.

"Lo anormal es no tener coalición, y en España vamos a tener que cambiar la manera de ver las cosas. El pueblo español ha dicho que hay que hacer coalición, pues hagámosla, en la dirección que sea", ha añadido, advirtiendo que para llegar a acuerdos habrá que dejar de lado algunas propuestas electorales.

"Vamos a tener que ser más flexibles"

En relación al nerviosismo de los mercados financieros tras los resultados del domingo, Rosell ha considerado que "la opinión de la bolsa va a ser más fundada cuando haya los programas de las posibles coaliciones".

"Antes teníamos programas de partidos políticos, y ahora tenemos que tener programas de coaliciones. Vamos a tener que ser todos mucho más flexibles y colaborativos, sin programas máximos", ha insistido.

No "paralizar" el crecimiento

En todo caso, el presidente de la CEOE ha advertido de que es "muy importante" e "imprescindible" cuidar la "senda de recuperación económica que tenemos por delante" para seguir creciendo y creando empleo.

Por ello ha pedido que se acuerde un programa de gobierno que no "paralice" ese crecimiento para evitar que se resientan las inversiones, pero se ha mostrado convencido de que los políticos serán "suficientemente inteligentes" para trasladar tranquilidad y seguir con las "reformas", especialmente en el ámbito de la regeneración y la lucha contra la corrupción y la economía sumergida.