Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Raül Romeva durante una intervención en un acto político / EP

Romeva avisa que "el problema no se acaba con los indultos" y carga contra el Tribunal de Cuentas

El 'exconseller' de Acción Exterior de la Generalitat, investigado por presunta malversación, lamenta su posible embargo de bienes

5 min

El exconseller Raül Romeva ha advertido de que los indultos "no pondrán fin" a las actuaciones judiciales abiertas contra él y otros presos del procés, puesto que el Tribunal de Cuentas mantiene, en su caso particular, causas que podrían acabar con todos sus bienes personales y familiares embargados.

Según ha explicado Romeva a Catalunya Ràdio desde la prisión de Lledoners --de la cual podría salir en breve por los indultos del Gobierno--, "el problema no se acaba en absoluto con los indultos", ya que el Tribunal de Cuentas y el juzgado número 18 de Barcelona mantienen causas abiertas contra él, por lo que prevé que "la persecución seguirá activa durante mucho tiempo".

"Anomalía democrática"

Romeva, en la actualidad condenado a 12 años por sedición y malversación, califica al Tribunal de Cuentas como "un órgano absolutamente politizado" y que, en su opinión, representa "una anomalía democrática en un Estado de derecho". Algo que, según su versión, podría provocarle "una situación dramática" y también a su familia "embargando cuentas y viviendas".

El exconseller de Acción Exterior durante el mandato del ahora fugado Carles Puigdemont ha cargado con dureza contra un Tribunal de Cuentas, según él, "con casos de nepotismo muy claros, y un tribunal con familiares de altos cargos del PP y que se ha dedicado a amañar causas de dirigentes de este partido, y que ha silenciado casos como el de los ERE de Andalucía".

"Cosas absolutamente legales"

Romeva, en la actualidad investigado junto a otros siete cargos de la Generalitat por la presunta malversación de casi un millón de euros para "internacionalizar" el procés, critica que este mismo tribunal penaliza "a independentistas por cosas absolutamente legales desde una perspectiva autonómica", a su modo de ver.

Según el exconseller, su situación personal "no cambiará mucho aunque haya un indulto, porque la persecución seguirá activa durante mucho tiempo". Y "cuando salga, habrá que pensar cómo gestionamos esta cuestión".

La investigación que en la actualidad pesa sobre Romeva deriva de una denuncia que la Fiscalía presentó en los juzgados de Barcelona a raíz de un informe del Tribunal de Cuentas de 2019, por los delitos de prevaricación, malversación de caudales y falsedad en documento oficial, y se centra en 11 contratos y subvenciones otorgadas entre 2012 y 2017 por un valor de 972.228 euros, según reveló el diario Ara.

Exige la amnistía

Este mismo exconseller, y actual vicesecretario general de prospectiva y Agenda 2030 de ERC, ha reclamado una amnistía para acabar con todas las causas abiertas por el procés secesionista catalán, no sólo contra los políticos presos, sino también contra los, según él, "casi 3.000 independentistas" con procedimientos judiciales.

Raül Romeva se ha mostrado partidario, en todo caso, de "los espacios de diálogo que permitan hablar y discutir" entre gobiernos y fuerzas políticas "para contrastar programas y proyectos", aunque ha reconocido que "no es un camino fácil, ni rápido, ni indoloro".

Ve "necesaria" la "autodeterminación"

Ha opinado, en este punto, que la "autodeterminación" de Cataluña y la amnistía "son medidas posibles y necesarias", mientras que "la forma de hacerlas realidad tiene que ser fruto del diálogo político".

Por lo que respecta a la estrategia secesionista de los mandatarios de la Generalitat, Romeva ha puntualizado que él no ha visto "que Junqueras haya renunciado a la vía unilateral, pero sí que hace una apuesta firme desde hace tiempo por la multilateralidad", y ha pedido "no hacer interpretaciones" que no se correspondan con la realidad.