Menú Buscar
El líder de Cs, Albert Rivera, y Manuel Valls / EFE

Rivera rompe con Valls y Ciudadanos crea grupo propio en BCN

La votación de los tres concejales que se alinearon con Valls a favor de Colau lleva a Ciudadanos a romper de forma definitiva

17.06.2019 13:49 h.
3 min

Una ruptura anunciada. Lo ha señalado Inés Arrimadas, tras la ejecutiva de Ciudadanos. El partido naranja formará su propio grupo en el Ayuntamiento de Barcelona, tras la decisión de Manuel Valls de votar a favor de Ada Colau. Los tres concejales de Valls, y los tres de Ciudadanos tendrán grupos distintos. Pero quien ha roto el grupo es Ciudadanos, no Valls.

Cs rompe con Valls en Barcelona

Manuel Valls lo tenía claro. Quería impedir que Barcelona tuviera un alcalde independentista, en la figura de Ernest Maragall. Y unió sus votos al PSC para apoyar a Ada Colau. Se trata de él mismo, de Celestino Corbacho y de Eva Parera. En cambio, Paco Sierra, Mari Luz Guilarte y Marilén Barceló, de Ciudadanos, formarán un grupo propio.

Poca diferencia con Maragall

Arrimadas lo ha dejado claro, a pesar de que hace sólo unas horas señalaba que se podía seguir trabajando con Valls, pese a discrepar de esa votación: “Hemos decidido separarnos del grupo de Valls y tendremos grupo propio”, ha señalado.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau junto al concejal de Barcelona pel Canvi-Cs Manuel Valls / EFE
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau junto al concejal de Barcelona pel Canvi-Cs Manuel Valls / EFE

El argumento es que hay “muy poca diferencia” entre Colau y Ernest Maragall, y que, por tanto, no se justifica la decisión de Valls, que había llegado a un acuerdo con el PSC para votar a favor de la candidata de Barcelona en Comú.  

Vía libre para Valls

La decisión rompe por dos el grupo de Ciudadanos y abre un nuevo escenario. Los tres concejales de Valls, independientes, podrán llegar a acuerdos, libremente, con el PSC y Barcelona en Comú, si la alcaldesa Ada Colau decide intentar esa vía. Entre los tres grupos sumarían 21 votos, los necesarios para sacar adelante unos nuevos presupuestos, por ejemplo.

Valls quiere apoyar una fórmula catalanista, que está preparando un grupo de dirigentes, entre ellos Eva Parera, junto a Josep Ramon Bosch, presidente de Societat Civil Catalana. Aunque él lo pueda liderar o decida dar un paso atrás, sus tres concejales tienen ahora un nuevo horizonte. En el caso de Celestino Corbacho, su carrera política ha estado ligada siempre a los socialistas catalanes, como exalcalde de L’Hospitalet, y Eva Parera proviene de Units per Avançar, el partido que recogió el testigo de la exUnió Democràtica.