Menú Buscar
¿A quién damos la razón, a Rigau o a Wert?

Rigau niega haber coaccionado a los directores de escuelas que acogieron el 9N

La exconsejera de Educación compara la movilización de los voluntarios catalanes en la votación con los que se volcaron en limpiar el chapapote en Galicia

2 min

La exconsejera de Educación de la Generalitat, Irene Rigau, ha negado cualquier tipo de coacción a los directores de los centros escolares para que permitieran celebrar la consulta del 9N pues, según ha insistido –como han hecho previamente Artur Mas y Joana Ortega— la organización del proceso participativo final fue eminentemente voluntario, no administrativo.

Rigau, que también ha contestado solo a la preguntas de su abogado, en este caso Jordi Pina, ha calificado de “ejercicio democrático” la consulta del 9N durante el juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Ha explicado que, cuando el expresidente Artur Mas anunció que, en lugar de una consulta, se celebraría un proceso participativo debido a la orden del Tribunal Constitucional, ella informó a todos los centros educativos, también en la web donde los ciudadanos podían inscribirse. Rigau ha negado que se coaccionara a aquellos directores de centros que no querían participar. “No tendría sentido si se trataba de un acto de voluntariado. Entiendo que sorprenda, pero Cataluña tiene una gran tradición de voluntariado. En Galicia, cuando las costas quedaron negras [en referencia al chapapote] también hubo una movilización en ese sentido”, ha recordado.

Se ha referido a la directora de un centro de L’Hospitalet de Llobregat, muy beligerante contra la consulta, cuyas declaraciones “me dolieron incluso”, pues ha negado que se tomaran represalias contra ella. Rigau ha relativizado las sentencias del TC porque "hemos visto que se han incumplido muchas sobre competencias catalanas. Por eso no tenía conciencia de desobedecer a ningún tribunal".

Destacadas en Política