Menú Buscar
Dos imágenes de Ricardo Costa durante el interrogatorio de la trama Gürtel de esta mañana en la Audiencia Nacional / EFE

Ricardo Costa tira de la manta de la trama Gürtel en la Audiencia Nacional

El exsecretario general del PP de Valencia declara cada detalle de la financiación irregular de las elecciones autonómicas y generales de 2007 y 2008

5 min

 

El exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa ha confesado hoy que el partido se financiaba "con dinero negro" y ha apuntado al expresidente Francisco Camps como el responsable de la financiación irregular en las elecciones de 2007 y 2008, si bien ha desvinculado de ello a la dirección nacional.

"Sí, es cierto que el PP se financiaba con dinero negro en las elecciones (municipales) de 2007", ha dicho Costa en el juicio a la rama valenciana de la Gürtel en relación a esos comicios, si bien luego ha extendido la práctica a las autonómicas de 2007 y a las generales de 2008.

El sistema

Según su versión, el exvicepresidente valenciano Víctor Campos le llamó un día a su despacho y le mostró unos sobres con dinero en efectivo "entregado por empresarios que tienen relaciones con la Administración o con el partido" por "encargo" de Camps y del expresidente de las Cortes valencianas Juan Cotino.

Costa, cuya declaración se ha adelantado a petición de su defensa "al hilo de las declaraciones" de otros acusados que le señalaron a él, ha precisado que comentó estas circunstancias con el extesorero Luis Bárcenas y que éste rechazó ese modo de financiación y le dijo: "Esa es una práctica prohibida en el PP a nivel nacional y sería un Filesa II".

Subvenciones y cheques

Ha explicado que los actos de campaña se pagaban a través de subvenciones electorales "y en el caso del PP también con aportaciones en efectivo de empresarios que tenían adjudicaciones con el Gobierno valenciano".

"Parece que era un sistema preestablecido ya anteriormente", ha proseguido Costa, ya que la exgerente del partido Cristina Ibáñez le comunicó que Víctor Campos le hacía "entregas de dinero en efectivo de empresarios".

Y ha especificado que ese dinero se iba ingresando en cuentas bancarias "con un límite máximo de 3.000 euros" porque en aquel momento la ley de no dejaba "hacer donaciones anónimas" por un importe mayor.

Más de 7 años de condena

Costa, que se enfrenta a una petición fiscal de 7 años y 9 meses de cárcel, ha responsabilizado en todo momento a Camps como quien tomaba "las decisiones más importantes" en campaña y quien decidió encargar los actos electorales a la filial valenciana de Gürtel, Orange Market.

Y ha hecho referencia a algunos actos en los que intervino el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en las elecciones de 2007 y 2008 que fueron organizados por la dirección nacional del partido.

Ha dicho que Camps hizo "peticiones expresas" para complementar los actos que organizaba Génova, pedía "complementos como fuegos artificiales, pantallas adicionales, animador, banda de música" y esos encargos, según él, fueron también pagados por empresarios.

Que pregunten a Camps

Costa ha explicado que en la reunión que mantuvo en septiembre de 2007 con dos de los cabecillas de la trama Pablo Crespo y Álvaro Pérez , El Bigotes, les explicó que el partido no tenía "capacidad para liquidar el resto de la deuda" con Orange Market y que si querían cobrar tenían "que hablar por indicación de Camps con el vicepresidente Vicente Rambla".

Tiempo después volvió a tener una reunión con Crespo en la sede del PP valenciano donde le entregó "personalmente" dinero en cantidades "contadas y chequeadas": "Con esto queda saldada la deuda del PP en las elecciones autonómicas".

A finales de 2008, volvió a tener un encuentro con Crespo en la sede de Orange Market en la que -ha apuntado- éste le pidió "emitir una factura de 20.000 euros para pagar gastos de Camps en prendas de vestir" pero él se negó.

También ha mencionado que hubo actos de la exalcaldesa de Alicante Sonia Castedo y de la exalcaldesa de Elda Adela Pedrosa que se facturaron por empresarios. 

 

Destacadas en Política