Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rey Felipe VI / EP

El Rey llega a Barcelona sin incidentes

Los Mossos blindan la llegada de Felipe VI con un fuerte dispositivo policial

3 min

El rey Felipe VI llega a Barcelona sin incidentes. Los Mossos d'Esquadra han blindado los alrededores de la Estación de França de la ciudad, donde el monarca y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tienen previsto entregar a las 10.30 horas los premios de la primera edición de la Barcelona New Economy Week (BNEW). Los independentistas han convocado varios actos de protesta contra la presencia del jefe del Estado, por lo que los agentes se han desplegado desde primera hora en todo el barrio del Born. También han llevado a cabo las habituales acciones preventivas como la retirada de los contenedores, el cierre del parque de la Ciutadella y el parón de la circulación de trenes.

Como ocurre con las visitas del monarca o de miembros del Gobierno en Cataluña, la Policía Nacional colabora con los Mossos en el dispositivo. Los cuerpos de seguridad han reforzado puntos estratégicos como la Delegación del Gobierno o la Jefatura Superior de Policía y ha enviado algunas unidades a los alrededores del lugar donde se celebra la BNEW por si es necesario intervenir.

Incidente con una pancarta

A primera hora de la mañana, el único incidente lo ha perpetrado Òmnium Cultural. La organización secesionista ha desplegado una pancarta en el edificio de enfrente a la estación en la que podía leerse "Juan Carlos I, Felipe el Último".

No obstante, ha estado colgada muy poco tiempo. Los Mossos han obligado a retirarla de inmediato.

Captura de pantalla 2020 10 09 a las 9.47.41
 

Cadena humana

Manifestantes convocados por las entidades y partidos independentistas han formado una cadena humana en las cercanías de la Estación de França. Concretamente va desde Pla de Palau --termina donde está el cordón policial para proteger los accesos a la estación-- hasta el Monumento de Colón. El objetivo: "dejar claro que Felipe VI no es bienvenido y que Cataluña no tiene rey", según han manifestado los organizadores. Los asistentes --quienes intentan mantener la distancia de seguridad y no darse la mano-- llevan esteladas y carteles de apoyo a los presos del procés y en contra del Rey.

Por otro lado, unas 200 personas se han concentrado en Arc de Triomf, convocadas por los CDR, que cambiaron el lugar de la protesta después del despliegue policial. Una vez reunidos, los manifestantes han empezado a caminar lentamente por el barrio del Born en dirección a la estación, aunque han tenido que virar su recorrido en varias ocasiones debido a los cortes efectuados por los agentes, que se extienden a lo largo de toda la zona. Finalmente, han conseguido situarse a unos 200 metros de la entrada.