Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Míriam Nogueras, diputada en el Congreso y vicepresidenta del PDeCAT, en la cámara baja / EFE

El Congreso tumba la reprobación del Rey que pidió el PDeCAT

La Mesa de la cámara baja rechaza la proposición no de ley que impulsaron los diputados más cercanos al 'expresident' prófugo, Carles Puigdemont

4 min

El Congreso de Diputados ha rechazado la reprobación del Rey Felipe VI que propuso el PDeCAT. La Mesa de la cámara baja no ha admitido a trámite la proposición no de ley (PNL) de los nacionalistas, que buscaba confirmar la resolución del Parlamento catalán que censuraba a Su Majestad y que el Gobierno ha recurrido ante el Tribunal Constitucional.

El órgano colegiado de Congreso ha fijado el dado por bueno el criterio fijado por los letrados, según el cual la cámara baja no puede controlar ni reprobar a un poder del Estado ajeno al Gobierno como es el propio Jefe del Estado. Argumentos similares ha dado la Mesa del hemiciclo para descartar la reconsideración de la petición del PDeCAT de crear una comisión de investigación sobre las actividades financieras de Juan Carlos I, el Rey emérito, y Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Jugada de Puigdemont

Tal y como explicó este medio, la PNL estaba orquestada por los diputados más cercanos a Carles Puigdemont, el expresidente de la Generalitat de Cataluña prófugo en Waterloo (Bélgica). De hecho, el escrito lo firmaba Míriam Nogueras, la diputada neoconvergente en el Congreso considerada más cercana al ex Jefe del Ejecutivo regional. Pretendía la proposición mantener la tensión con el Estado, algo necesario para el también exalcalde de Girona, que necesita mantener el diapasón de la pugna con el Gobierno en niveles elevados.

Los electos del PDeCAT en la cámara baja, divididos por la mitad por la presión del prófugo, avalaron la iniciativa. Lo hicieron el secretario de organización del partido, Ferran Bel, amén de Carles Campuzano y Jordi Xuclà, que epitomizan el gen convergente en la medida en que sus postulados son mucho más cercanos a la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), que mantenía una relación fluida con el Gobierno en lo que se acabó denominando la minoría catalana.

IU, tampoco

Cualquiera que sea la jugada, el movimiento del prófugo utilizando los electos del PDeCAT --los independentistas no tienen grupo parlamentario propio-- ha sido aparcada. La Mesa del Congreso, que preside Ana Pastor, ha rechazado la PNL. El texto incluía una reprobación del Monarca por el discurso televisado que ofreció el 3 de octubre de 2017. Los neoconvergentes pedían reprobar la intervención tras lo que tilda de "hechos represivos" en Cataluña durante el referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre.

El no del órgano colegiado significa que ahora el PDeCAT deberá decidir si eleva igualmente la PNL al pleno del Congreso sabiendo que ya ha sido rechazada por la Mesa o si se abstiene de hacerlo.

En este sentido y a modo de aviso, cabe recordar que la Mesa ha repelido también la creación de una comisión de investigación sobre las actividades del Rey emérito que proponía Izquierda Unida (IU). Es la segunda vez que el órgano de representación tumba la propuesta de la coalición de izquierdas, encuadrada dentro de Unidos Podemos (UP).