Menú Buscar
El rey Felipe VI, durante su discurso de Navidad / CASA REAL

El Rey: "Cataluña es una seria preocupación para España"

En su discurso de Navidad más político, el monarca insta a superar las divisiones dentro de una Constitución que "reconoce la diversidad territorial" y "derribó muros de intolerancia"

4 min

Posiblemente sea el discurso de Navidad más político del Rey. “Cataluña es una de las serias preocupaciones que tenemos en España", ha asegurado Felipe VI en su televisada intervención [el mensaje íntegro se puede leer en este enlace], en la que se ha referido también a la investidura del futuro presidente de la nación.

En este sentido, el monarca ha instado al Congreso a tomar la decisión “más conveniente para el interés general de todos los españoles” de acuerdo “con nuestra Constitución”. Y ha insistido en "confiar en nosotros mismos y en España" ante los "desafíos que tenemos ante nosotros, que no son sencillos".

"Diálogo" frente a la "intolerancia"

El discurso del Rey había levantado gran expectación, ya que se produce en un momento de “mucha incertidumbre”, como él mismo ha dicho. Esto es, en un proceso de negociación entre los independentistas y el PSOE para la investidura de Pedro Sánchez. El procés, todavía vigente, vive estos días pendiente de las resoluciones europeas sobre las situación de los secesionistas presos.

Por ello, el monarca ha hecho un llamamiento a “la generosidad, el diálogo y el respeto entre personas de ideologías muy diferentes”, valores todos ellos que atribuye a la Constitución “compartida a lo largo de los años”. Unos valores “sobre los que fundamentar nuestra convivencia, nuestros grandes proyectos comunes, nuestros sentimientos e ideas”, y que han logrado “derribar muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que han marcado muchos episodios de nuestra historia”.

"No debemos caer en los extremos"

Felipe VI ha abogado por una “voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución, que reconoce la diversidad territorial que nos define y preserva la unidad que nos da fuerza”.

“Es mucho lo que hemos construido juntos, lo que hemos avanzado”, ha añadido, por lo que “no debemos caer en los extremos, ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias y errores, ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado”.

Evitar las "divisiones"

Don Felipe ha insistido en que “los desafíos que tenemos por delante no son sencillos pero, como en tantas ocasiones de nuestra historia reciente, estoy convencido de que los superaremos".

"Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad; confíemos en España, y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas; sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro”, ha concluido el monarca.