Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago / EP

Revuelo por la 'nueva misión' de la Guardia Civil: "Minimizar el clima contrario al Gobierno"

El Ejecutivo de Sánchez califica de "lapsus" las palabras del número dos del cuerpo, pero la oposición pide explicaciones urgentes

9 min

Revuelo político y social ante las palabras del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, José Manuel Santiago, en plena batalla contra la pandemia del coronavirus. En rueda de prensa posterior a la reunión del comité técnico del Covid-19, este general ha destacado que, en la lucha contra los bulos que se difunden por redes sociales, trabajan para "minimizar el clima contrario al Gobierno" por su gestión de la crisis.

Ante la controversia generada, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha calificado de "lapsus" las palabras de Santiago, aunque reconoce que no ha escuchado su intervención porque estaba en la reunión de la conferencia de presidentes autonómicos.

Libertad de expresión

"El estado de alarma no cambia ni modifica nada y los bulos son aquellos que tienen un contenido absolutamente falso y su voluntad no es otra que causar de una forma engañosa, torticera e indebida una gran alarma social con riesgo objetivo para el orden público. Y ahí no entra para nada la crítica", ha puntualizado.

Como ejemplo ha puesto el rumor que circula de que existe una vacuna, pero está "guardada" porque no interesa. "Esto es engañoso y busca desestabilizar, con esto que quede claro lo que es un bulo", ha reiterado.

En la misma línea, la ministra de Defensa, Margarita Robles, también presente en la rueda de prensa, ha añadido que "el estado de alarma en ningún caso supone la restricción de derechos como la libertad de expresión". "Cuando [los medios de comunicación] transmiten información, cumplen un papel esencial en democracia".

Comunicado de la Guardia Civil

Asimismo, la Guardia Civil ha salido al paso con un breve comunicado en el que detalla que su labor de monitorización está destinada exclusivamente a detectar los bulos y desinformaciones que generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud.

"Se hace siempre con escrupuloso respeto al derecho a la libertad de expresión y a la crítica. Se monitorizan los bulos que pretenden generar alarma social, nunca la libertad de expresión. La Guardia Civil es uno de los principales garantes de la libertad de expresión".

El PP exige explicaciones

El presidente del PP, Pablo Casado, ya ha mostrado su rechazo a las declaraciones de Santiago y ha exigido explicaciones. "La Guardia Civil no está 'para minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno'. Sánchez debe explicar si ha ordenado a los cuerpos de seguridad coartar la libertad de expresión de los ciudadanos en redes sociales para tapar sus errores. Sería gravísimo", ha escrito Casado.

También el exministro del Interior Juan Ignacio Zoido ha pedido explicaciones: "Conozco muy bien a los hombres y mujeres que forman la Guardia Civil y sé que son ejemplares y garantía del Estado de derecho como han demostrado muchas veces y seguirán demostrándolo. Por eso esto merece una explicación clara más allá de hablar de lapsus cuando está leyendo", ha añadido en Twitter.

También la portavoz popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, y el portavoz adjunto, Mario Garcés, han criticado las palabras de Santiago. Este último ha dicho: "Si el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil lee lo que dice, tenemos un problema; si el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil no rectifica, tiene y tenemos un problema".

Pregunta a la Comisión Europea

Mientras, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha pedido a la Comisión Europea que investigue si en España se está trabajando para intentar minimizar las críticas al gobierno de Pedro Sánchez por su gestión de la crisis del coronavirus, como ha indicado el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil y, si esto se confirma, que tome medidas al respecto.

El PP ha adelantado que Montserrat enviará una pregunta escrita a la Comisión Europea en la que pedirá que, ante casos como este, inste a los gobiernos de la UE a respetar las normas del Estado de derecho y los valores de la UE, entre los que se incluyen la libertad de expresión. "Las declaraciones de hoy apuntan a un ataque evidente y muy grave contra las libertades del que sería responsable el gobierno", ha destacado la portavoz popular.

Ciudadanos: destitución o dimisión

Por otro lado, el vicesecretario segundo de Ciudadanos y ex director general de Policía y Guardia Civil, Joan Mesquida, también se ha unido a las críticas y, también en Twitter, ha asegurado: "Como ex director general de la Guardia Civil no doy crédito a las palabras del general".

"Investigar las críticas a la gestión del Gobierno es totalmente inaceptable. Me gustaría saber quién ha dado esta orden claramente inconstitucional y una malversación de recursos públicos", ha indicado, para añadir en otro tuit: "Si ha sido un lapsus debe ser cesado inmediatamente, y si ha recibido la orden de alguna autoridad política debe dimitir de inmediato !!!!!".

En el caso del diputado Edmundo Bal, este opina que la declaración del número dos de la Guardia Civil es "gravísima y muy preocupante".

Vox: "Acciones judiciales urgentes"

Por su parte, Vox ha anunciado, también en Twitter, que interpondrá "acciones judiciales urgentes" contra el ministro y contra el general que ha realizado estas declaraciones, pues en su opinión "ha reconocido públicamente un delito gravísimo contra la libertad de expresión que es un derecho fundamental". "Esto es, de hecho, el inicio de un golpe de Estado del propio Gobierno, que ordena al Instituto Armado que vulnere la Constitución", señala el partido.

También afirma que interpondrá "acciones judiciales urgentes contra los que han dado esas órdenes y contra cualquier funcionario que las acate", ya que, según asegura, son "ilegales" al tratar de "proscribir e ilegalizar de facto la oposición democrática y la crítica al Gobierno". Insisten en pedir la dimisión del Gobierno, al que califican de "mentiroso y despótico".