Menú Buscar
Agustí Colomines, director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña e ideólogo del procés / CG

Revés de los socialistas a Colomines, ideólogo del ‘procés’

El PSC da plantón al curso organizado por el polémico director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña

3 min

El PSC ha dado un golpe sobre la mesa ante la irrupción del independentismo en todos los ámbitos institucionales. Una posición con la que el grupo de Miquel Iceta exige respeto y marcar una línea de diferenciación clara entre la defensa de determinadas ideologías políticas y la buena marcha de organismos como el Parlamento catalán. El origen de la polémica está en un curso de formación para los nuevos diputados de la legislatura impulsado por uno de los ideólogos del procés, Agustí Colomines.

El polémico director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña (AEPC) es el responsable de organizar el programa de este ciclo con siete talleres de entre dos y tres horas de duración que se realizarán entre el 6 y el 16 de abril. El objetivo es ofrecer las herramientas necesarias a los representantes públicos que se estrenan en el hemiciclo catalán para que puedan desempeñar su tarea política sin el lastre del desconocimiento burocrático de la organización.

Perfil independentista

Pero en esta legislatura, los encargados de formar a los nuevos políticos son todos ellos de un perfil netamente independentista. Colomines lleva a las sesiones a la secretaria del Departamento de Gobernación, Meritxell Massó, cuya posición favorable al procés es pública; al expresidente del Parlament Ernest Benach, de ERC, y a Irene Rigau, exconsejera de Enseñanza condenada por desobediencia y prevaricación como consecuencia de la consulta del 9N.

También participarán en este curso formativo Joan Ridao, exdirigente de ERC y actual letrado del Parlament; Esther Andreu, también letrada; Núria Balada, presidenta y protagonista de la guerra indepe en el Institut Català de la Dona; y la consultora Laia Cortés

Encontronazo con un periodista

La diputada de Federalistes d’Esquerra Beatriz Silva, la única del grupo parlamentario socialista que se estrena en el Parlament, explica en declaraciones a Crónica Global que la falta de pluralidad es uno de los motivos que haya motivado su plantón público a Colomines. “Es un curso súper politizado”, afirma.

Pero también han pesado en la decisión los insultos que el director de AEPC disparó a un periodista contrario a su posición política en el Parlament hace una semana. Le llamó “facha” y le mandó a “cagar”, un exabrupto que ha provocado que incluso la asociación de periodistas Pi i Margall haya pedido su dimisión.