Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el 'conseller' de Territorio y Políticas Digitales / EUROPA PRESS

La reunión entre la Generalitat, Aragón y el COE por los Juegos de Invierno acaba sin acuerdo

El Govern secesionista no ve "ningún sentido" en algunas propuestas del Ejecutivo aragonés para repartir las pruebas y contempla presentar una candidatura propia en solitario

2 min

La reunión entre la Generalitat, el Gobierno de Aragón, el Gobierno central y el Comité Olímpico Español (COE) para tratar de pactar una candidatura conjunta para los Juegos Olímpicos de Invierno 2030 volvió a acabar este martes, de nuevo, sin acuerdo.

Fuentes del Govern secesionista catalán han explicado a Europa Press que la Generalitat ha rechazado la propuesta del Ejecutivo aragonés, que proponía una distribución por lotes de las disciplinas.

Rechazo del Govern

La Generalitat considera que dividir pruebas deportivas implica dividir el número de instalaciones para poder acogerlas, es decir, "multiplicar inversiones" para la celebración de los Juegos.

El Govern no ve "ningún sentido" en separar disciplinas deportivas en función del género, y ha advertido de que algunos equipos masculinos y femeninos comparten entrenador.

La Generalitat amaga con presentar una candidatura separada propia

Además, el Ejecutivo catalán considera que su homólogo aragonés propone una propuesta distinta "cada semana" por lo que si no alcanza un acuerdo el Govern opta por presentar dos candidaturas y que elija el COE.

De este modo, los dirigentes de la Generalitat insisten en sus amagos de presentar una candidatura separada de Aragón. La semana pasada, por ejemplo, la consellera de Presidencia del Govern secesionista, Laura Vilagrà (ERC), ya trasladó a los máximos responsables del Comité Olímpico Internacional (COI) que Cataluña está en condiciones de presentar una candidatura propia para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 si finalmente no hay acuerdo para una candidatura conjunta con Aragón. Algo que hizo presentándose en un acto del Comité Olímpico Español en Madrid dedicado a hablar de refugiados, y no sobre esta cuestión.