Menú Buscar
Sede de TV3 en Sant Joan Despí (Barcelona) / CG

¿Quiénes son los responsables de que TV3 se salte la suspensión del Constitucional?

Los cambios en el organigrama de la televisión pública refuerzan las consignas del Govern de cara al referéndum

10.09.2017 15:29 h. Actualizado: 17.04.2019 12:12 h.
8 min

La televisión pública catalana ha optado por mantenerse fiel a la línea del Gobierno de Carles Puigdemont, a costa incluso de incurrir en un presunto delito de desobediencia y de malversación de caudales públicos. La decisión por parte de TV3 de mantener el anuncio promovido desde la Generalitat sobre el referéndum ilegal del 1 de octubre marca un punto de inflexión en la cadena pública, que se salta la orden del Tribunal Constitucional al publicitar una actividad —el referéndum— que ha sido declarada ilegal.

vicent sanchis tv3

El director de TV3, Vicent Sanchis

Este viraje en la recta final del referéndum coincide con los cambios recientes en la dirección de la televisión pública, con la llegada como director de Vicent Sanchis, vicepresidente de Òmnium Cultural, una de las entidades que organizan junto a la ANC las manifestaciones independentistas de la Diada; y el relevo en la dirección del área comercial de la Corporación (CCMA), que pasa a estar en manos de Martí Patxot, quien es el responsable último de gestionar la publicidad institucional.

patxot  Nuria Llorach

El director del área comercial de la CCMA, Martí Patxot, y su presidenta Núria Llorach

Cadena de cambios

Estos relevos forman parte de una cadena de cambios en la cúpula de la CCMA que se aceleraron a partir de 2016, en plena efervescencia del procés independentista. La carrera de la actual presidenta del comité de dirección de la Corporación, Núria Llorach, ha estado desde sus inicios vinculada a la extinta CDC. Licenciada en psicología, todos sus empleos, ya fuera como directora del Institut Català de la Dona o como consejera del Consell Audiovisual de Cataluña (CAC), han sido cargos dependientes del poder político.

Asimismo, la incorporación del exdirector de contenidos digitales de El Periódico Saül Gordillo a la dirección de Catalunya Ràdio ha contribuido a impulsar el relato secesionista desde los medios públicos. El desembarco de Gordillo se formalizó el mismo día de la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat —12 de enero de 2016—, pero la relación entre ambos se remonta a 2006, cuando fundaron la empresa de contenidos audiovisuales Doble Utopía, subvencionada por el Govern con 16.000 euros. El paso del ahora director de Catalunya Ràdio por El Periódico dejó una huella favorable a las tesis secesionistas con la que la dirección ha marcado distancias con la salida de la periodista Neus Tomàs, que ejercía de directora adjunta.

Saül Gordillo, nuevo director de Catalunya Ràdio

El director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo

Otra de las incorporaciones del comité de dirección de la CCMA que fue en su momento criticada por los trabajadores de la cadena pública fue la de Andreu J. Martínez Hernàndez, director de estrategia y marca de la Corporación desde 2015, bajo el mandato de Artur Mas. Su sueldo, superior a los 100.000 euros al año, fue calificado de "escandaloso" por Comisiones Obreras, dado que coincidía en un momento en que la televisión pública recortaba en empleos y externalizaba contenidos. Su tarea nunca quedó justificada, pero es el hombre que se encarga de perfilar la marca de TV3 de cara al exterior. 

Problemas con la comercialización

La publicidad de la Generalitat, titulada Vas nèixer amb la capacitat de decidir (Naciste con la capacidad de decidir), se empezó a emitir después de la aprobación por parte del Parlamento de Cataluña de la ley del referéndum. La primera versión del anuncio, mucho más sutil, no hacía un llamamiento a las urnas y se limitaba a difundir el “derecho a decidir” de los ciudadanos. No obstante, el lanzamiento de una segunda versión, en la que se instaba de forma explícita a participar en el referéndum ilegal del 1 de octubre, fue apercibida por la Fiscalía y posteriormente suspendida por el Alto Tribunal al considerar que la emisión de dicha publicidad incurría en un presunto delito de desobediencia al publicitar un acto declarado ilegal.

Esta decisión de las autoridades judiciales ha propiciado que algunos medios privados de ámbito autonómico se hayan negado a emitir la publicidad por no incurrir en delito con las consecuencias penales que se puedan derivar. El diario Ara, uno de los periódicos de cabecera del soberanismo, se enfrenta a una oleada de bajas de suscriptores por negarse a publicar la campaña institucional. La justificación pública expresada por su consejo de administración y editorial ha sido “no hacer nada que ponga en riesgo la continuidad del proyecto”.

Medios públicos

La mayoría de digitales privados que reciben subvenciones de la Generalitat, como El Nacional, Vilaweb o Nació Digital, han decidido mantener la publicidad pese a la orden del Alto Tribunal.

La cuestión, no obstante, radica en los medios públicos, sufragados por todos los contribuyentes de Cataluña, y sujetos al Tribunal de Cuentas. En este caso, la justicia puede dirimir que, más allá de un posible delito de desobediencia que atañe también a los medios privados, la televisión y radio pública incurren en una posible malversación de caudales públicos, y el órgano fiscalizador del sector público, es decir, el Tribunal de Cuentas, estaría en disposición de reclamarles el reembolso de la cantidad dispendiada.

Diferencias con el 9N

La batalla por la publicad se está relevando como una de las claves del proceso independentista.  Las firmas homologadas por la Generalitat para distribuir la publicidad institucional entre la prensa, como son Arena, Focus Media y Carat, han renunciado a comercializar la campaña institucional del 1-O al ser un referéndum unilateral.

En la misma línea, la empresa Media Planning, encargada de gestionar la publicidad institucional durante la consulta del 9N y citada a declarar ante la Audiencia Nacional por dicho motivo, ha sido en esta ocasión descalificada por motivos de forma por parte del Govern. Tanto Media Planning como Arena forman parte de la multinacional del sector Havas, como se informó desde este medio. 

En la consulta de 2014 una de las primeras cosas que se suprimió tras el aviso del Constitucional fue el anuncio publicitario inicial con el que se llamaba a participar en la convocatoria que rubricó el ex president Mas. En esa ocasión, la dirección de la televisión pública catalana no desobedeció.