Menú Buscar
Junqueras: un ejército catalán "no tiene sentido"

Nadie del Govern quiere asumir la responsabilidad del referéndum

Oriol Junqueras pone condiciones inaceptables a Carles Puigdemont para tomar las riendas de la organización de la consulta

2 min

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, se ha negado a asumir la organización del referéndum independentista del 1 de octubre, tal como en principio estaba previsto.

El también presidente de ERC puso unas condiciones inasumibles a Carles Puigdemont para hacerse con esa responsabilidad. En concreto, la cabeza de varios consejeros de PDeCAT, además de la del secretario del Govern, Joan Vidal de Ciurana, y que todos los consejeros firmaran cada uno de los pasos que se tengan que dar para la organización de la consulta, o sea que también sean responsables legalmente de sus consecuencias.

Sondeo a los consejeros

El presidente del Govern, que se negó a los ceses, según informa El País, sondeó a los consejeros de su partido en torno a las exigencias de corresponsabilización de ERC. Todos ellos estarían dispuestos a aceptar las consecuencias políticas y legales, pero no las que puedan atentar contra su patrimonio, como ya dijo Jordi Baiget en la entrevista que le costó el cargo de consejero de Empresa.

Las consecuencias judiciales de la organización de la consulta pueden ser de tres tipos. Por un lado, las políticas, en la medida en que sus responsables pueden ser inhabilitados para el ejercicio de cargos públicos, como ha ocurrido a Artur Mas, Francesc Homs, Joana Ortega e Irene Rigau. También pueden ser penales. Y, finalmente, si se demuestra la utilización de recursos públicos, puede haber consecuencias económicas.

El 'procés', encallado

En esta situación, el Govern no sabe cómo abordar el siguiente paso en el camino hacia el 1-O, que está a 80 días: el nombramiento de un comisionado que se encargue de su organización.

Puigdemont debe explicar hoy en el Parlament la destitución de Baiget, pero con seguridad deberá hacer frente a las preguntas del enorme disenso del Govern. ERC, que no tiene a ninguno de sus dirigentes inhabilitado, huye del riesgo que supone la celebración del referéndum.

Destacadas en Política