Menú Buscar
José Luis Ábalos, Pedro Sánchez y Cristina Narbona en el comité federal del PSOE de hoy que ha debatido la moción de censura/ EFE

Respaldo unánime de la dirección del PSOE a la moción de censura contra Rajoy

El comité federal socialista apoya la iniciativa sin negociar con ningún otro grupo la adhesión a la propuesta que supone elecciones generales a medio plazo

4 min

Si unánime a la moción contra Rajoy sin contar con otros grupos. El comité federal del PSOE ha ratificado esta tarde por unanimidad la decisión de Pedro Sánchez de responder a la sentencia del caso Gürtel planteando una moción de censura contra Mariano Rajoy, pero sin abrir ningún tipo de negociación con otros grupos parlamentarios para conseguir apoyos.

Todas las intervenciones –22-- que han sucedido al discurso del secretario general, Pedro Sánchez, han sido de "apoyo" a la iniciativa de Sánchez, entre ellas la de la presidenta andaluza, Susana Díaz, que ha dicho que "comparte" con la dirección federal que "no puede haber acuerdo ni concesión" alguna a los independentistas.

Ni hablar con los independentistas

En la misma línea, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha congratulado de que Sánchez no cuente con los independentistas para gobernar: "No podemos apostar por un Gobierno pendiente de los independentistas", ha subrayado a su llegada a Ferraz.

El Congreso debatirá el jueves y el viernes próximos la moción de censura del PSOE contra el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, una iniciativa para la que el líder socialista, Pedro Sánchez, busca apoyos con la promesa de una hoja de ruta que considera clara: "Censura, estabilidad y elecciones".

Acortar los plazos

Después de que los socialistas registraran el pasado viernes su moción, la cuarta en toda la etapa democrática, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, tras ponerse en contacto con Sánchez, ha fijado hoy para esta misma semana su debate.

Una decisión ante la que el PSOE no ha puesto objeciones y que desde el Gobierno se considera oportuna para minimizar el tiempo de incertidumbre que cree que se ha generado.

La confianza de los ciudadanos

Con la fecha de ese debate ya conocida, Sánchez ha presidido una reunión del comité federal socialista en la que ha vuelto a apelar a los 350 diputados del Congreso para que sepan que está en juego la confianza de la ciudadanía en la política y colaboren en la construcción de "un gran acuerdo nacional de regeneración".

El candidato a la investidura ha resaltado que la "nueva etapa" que propone abrir con la moción tiene una "hoja de ruta clara: censura, estabilidad y elecciones para que los españoles decidan".

El papel de Ciudadanos 

Es el mismo planteamiento que expuso el pasado viernes tras presentar la moción y que por el momento no le es suficiente al partido de Albert Rivera para apoyarla, ya que aunque ha tendido la mano a los socialistas para acordar la convocatoria electoral, mantiene otras condiciones.

Así, Ciudadanos plantea que los socialistas deberían retirar su moción y presentar conjuntamente otra con un candidato pactado que no fuera ni Sánchez ni Rivera.

Pero al mismo tiempo, Rivera ha dicho está dispuesto a buscar con Rajoy un "fin ordenado" a esta legislatura, que ve acabada, si pone "fecha y hora" en otoño para unos comicios generales.