Menú Buscar
Cristina Pardo, presentadora del programa 'Liarla Pardo' / @LiarlaPardo

Polémica por un reportaje de La Sexta sobre los votantes de Vox

El programa 'Liarla Pardo' envió a una reportera a Marinaleda a intentar localizar a alguno de los 44 simpatizantes del partido

11.12.2018 11:05 h.
3 min

Un reportaje de La Sexta sobre los votantes de Vox ha generado una enorme controversia. El programa Liarla Pardo ha recibido un aluvión de críticas por haber enviado a una reportera a la localidad sevillana de Marinaleda a buscar la opinión de alguna de las 44 personas que votaron por este partido.

El espacio televisivo intentó localizar a simpatizantes de esta formación de ultraderecha en las calles del pueblo, que cuenta con un alcalde comunista desde 1979. La idea ha ofendido a multitud de internautas, ante lo cual, los responsables del programa se han visto obligados a rectificar.

Críticas

El reportaje ha sido tildado de poco democrático por "perseguir" a los votantes en sus propias casas. En una de las secuencias se ve a un vecino hablando en términos peyorativos de ellos; y en otra, a otro señalando la vivienda donde puede vivir uno.

Entre los críticos con la idea se encuentra la secretaria del PP, Isabel Díaz Ayuso, que lo calificó de "inconstitucional y delictivo", o el periodista de ABC Hermann Tertsch, que ha acusado a La Sexta de ser "absolutamente responsable de lo que pase a cualquier vecino de Marinaleda".

Disculpas

En opinión de Vox, la cadena "sobrepasa todos los límites democráticos y los códigos deontológicos del periodismo". Y le acusa, "junto con Iglesias", de ser "responsables de lo que les pueda ocurrir". Su líder, Santiago Abascal, consideró que "es lo más repugnante que un canal de televisión ha hecho en España".

La periodista y presentadora del programa, Cristina Pardo, ha reconocido que "nos equivocamos" y ha pedido "disculpas" por el "desafortunado" reportaje, de unos dos minutos.

La dirección del programa también ha pedido perdón a través de su perfil de Twitter, asergurando que su intención "no era en ningún momento poder perjudicar a nadie, sino mostrar cómo y por qué había crecido dicha formación en una localidad tradicionalmente de izquierdas". "Visto el resultado, está claro que este reportaje nunca debió emitirse", añaden.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información