Menú Buscar
Clara Ponsatí, exconsejera de Enseñanza de la Generalitat fugada en Reino Unido/ EFE

Reino Unido rectifica el término "desproporcionado" y pide más detalles sobre el caso de Ponsatí

Las autoridades británicas emiten un segundo documento en el que piden disculpas por haber dado una respuesta "incorrecta"

07.11.2019 07:50 h.
3 min

Las autoridades de Reino Unido han eliminado la palabra “desproporcionada” con la que calificaron la euroorden de detención y entrega de la exconsejera catalana Clara Ponsatí, fugada en Escocia. En un segundo documento se afirma que se dio una respuesta “incorrecta” y han justificado su negativa a procesar a Ponsatí bajo el argumento de que la orden de Llarena “carece de información esencial”.

Reino Unido ha aclarado su posición en la respuesta a un documento de SIRENE (Solicitud de Información Complementaria a la Entrada Nacional, por el que se comunican las órdenes de detenciones europeas) cursado por España. “En nuestro mensaje anterior nuestra respuesta es incorrecta al declarar que la orden era desproporcionada. No es desproporcionada, actualmente carece de información esencial. Pedimos disculpas por esta falta de comunicación", han afirmado las autoridades británicas.

"Falta de detalles"

El documento del Servicio Nacional SIRENE del Reino Unido refiere, sin embargo, que "actualmente, la solicitud no proporciona suficientes detalles de la naturaleza del delito; también carece de una descripción de la hora y el lugar en el que fue cometido. La solicitud también debe mostrar una conexión clara entre el delito y el individuo nombrado".

Por ello, este servicio británico pide, con carácter urgente, que se proporcionen esos detalles adicionales y una vez se reciban y sean certificados por la National Crime Agency (NCA), se ordenará la detención y remitirá la solicitud de entrega a las autoridades judiciales británicas de Clara Ponsatí por su supuesta responsabilidad en el procés.

La euroorden, pendiente de admisión

La aclaración de Reino Unido ha llegado después de que el país desestimara la euroorden sobre Ponsatí, por un presunto delito de sedición, alegando que la petición "es desproporcionada" con arreglo a su legislación.

Así las cosas, desde Moncloa han apuntado que la solicitud cursada sigue pendiente de ser admitida y que se están realizando las gestiones pertinentes para concretar y facilitar la información que sea precisa "por medio de los procedimientos de cooperación judicial y policial previstos".