Menú Buscar
Miles de personas se manifiestan en el centro de Barcelona a favor de acoger a refugiados / CG

La acogida de refugiados de la nueva república catalana

La CUP presenta en el próximo pleno del Parlamento catalán una moción que contempla el diseño de una política de acogida como estructura de Estado

05.03.2017 00:00 h.
3 min

“No es una cuestión de competencias, si no de incompetencias”, dijo el periodista Jordi Évole en el concierto solidario por los refugiados. Y el mundo secesionista enloqueció. La CUP ha salido al paso de esta polémica, sentando las bases de una “república catalana de acogida” en una moción que se someterá a votación en el Pleno del Parlamento catalán que comenzará el próximo miércoles.

La moción afirma que “en el marco de la construcción de la República Catalana, el Govern de la Generalitat debe diseñar una política de acogida propia, proponiendo y desarrollando un Plan de Acogida de carácter estrictamente público. Éste debe contar con los recursos financieros y humanos necesarios para garantizar tanto los compromisos adquiridos, como aquellos que se deriven de la voluntad y compromiso político del Govern de Cataluña”.

Coordinación con el Gobierno español

Los antisistema instan a la Generalitat a que, antes de finalizar julio de 2017, apliquen una serie de medidas para garantizar la acogida de refugiados, que pasan por la creación de mecanismos de coordinación estable entre la Generalitat, entidades gestoras del programa estatal de acogida que trabajan en Cataluña y la red de municipios de acogida y entidades locales.

Asimismo, sugieren la elaboración de un censo de las personas refugiadas y territorializar los servicios de atención a las personas que piden asilo. Facilitar la inserción laboral de los refugiados, así como garantizar que reciben un trato correcto, también forman parte de las medidas que propone la CUP, formación que incluye asimismo una serie de medidas que deberían solicitarse al Gobierno español.

Destacan el cumplimiento de los compromisos de reubicación de las 15.888 personas refugiadas procedentes de los países europeos, así como el reasentamiento de las 1.449 personas refugiadas procedentes de Libia y Jordania.

Piden la retirada de la obligatoriedad de visado de tránsito para las personas nacionales de países en conflicto, como por ejemplo Siria, así como garantizar el acceso al derecho de asilo a todas las personas en tránsito en Ceuta y Melilla, y su paso por la Península.

Comentar
Antoni Ferret 05/03/2017 - 10:23h
1) Em sembla molt bé que Catalunya, ara i sempre, en tota circumstància, aculli refugiats i els permeti desenvolupar-se com a ciutadans. / 2) Però això dins una política social inclusiva per a tota persona, treballadors/es, natius, immigrats, refugiats... / 3) No fos cas, de cap de les maneres, que els vinguts de fora fossin tractats millor que els d'aquí, cosa que: a) fóra injusta; b) despertaria recels importants i justificats.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información