Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Canal d'Urgell / CEDIDA

La reforma del Canal d’Urgell, víctima de la parálisis del Govern

El presidente de la comunidad de regantes, Amadeu Ros, reclama a la Generalitat que busque un acuerdo con el Estado para la modernización de la infraestructura hidráulica

4 min

La reforma del Canal d'Urgell, la infraestructura hidráulica más importante de Cataluña, aguarda un acuerdo entre la Generalitat y el Estado para desbloquear la llegada de los fondos europeos necesarios para su financiación. El maná comunitario debe costear los 1.420 millones de euros de las obras de ampliación y modernización del canal para dar cobertura a 87.000 hectáreas de cultivo en las comarcas del Pla d’Urgell, Urgell, La Noguera, Segrià y Garrigues.

Pero la pelota está en el tejado del Govern. En una entrevista con Crónica Global, el presidente de la comunidad de regantes del Canal d'Urgell, Amadeu Ros, recuerda que "las competencias sobre regadío están transferidas" a los gobiernos autonómicos y que el Ministerio de Agricultura ha dado su visto bueno al proyecto. De hecho, el Gobierno ya ha destinado 37 millones de euros para ejecutar operaciones secundarias de mejora a través de Tragsa.

Amadeu Ros, presidente de la comunidad de regantes del Canal d'Urgell / CEDIDA
Amadeu Ros, presidente de la comunidad de regantes del Canal d'Urgell / CEDIDA

Búsqueda de acuerdo

El exalcalde de Tornabous (Lleida) espera que haya "entendimiento" para desbloquear un proyecto que no solo generaría beneficios económicos directos --tanto en la ampliación de las capacidades productivas de las empresas y cooperativas agrícolas como en la creación de rutas de turismo rural--, sino que también paliaría la despoblación del territorio y el desistimiendo de parte de los agricultores.

Sobre este último punto, Ros recuerda que actualmente hay 9.000 payeses en el régimen agrario, frente a los 15.000 que había hace pocos años.

El 'olvido' del Govern

Pero la situación es "compleja", como reconoce Ros, a la vista también de las dificultades en gestiones coordinadas con otras instituciones como la candidatura de los Juegos Olímpicos de invierno.

Además, los antecedentes no son halagüeños. Ros recuerda que, tal y como publicó Crónica Global, la Generalitat no identificó el mayor sistema de regadío de la comunidad en su lista de actuaciones candidatas a la financiación de los fondos Next Generation. La pugna entre ERC y JxCat estuvo detrás del olvido y, en aquella ocasión, fue el Gobierno quien añadió el Canal d'Urgell en su propuesta enviada a la Comisión Europea.

Infraestructura clave

Pese a todo, el portavoz de los agricultores espera que la Consejería de Acción Climática, capitaneada por Teresa Jordà, sortee la parálisis administrativa para hallar una materialización rápida y eficaz de la iniciativa. Al menos esa es la voluntad que han expresado en público tanto la consellera como otros miembros del Ejecutivo autonómico.

También el Instituto Agrícola Catalán de San Isidro reprochó en marzo al Govern que no acordase la financiación con el Estado pese a la buena disposición de las autoridades nacionales. La Generalitat anunció en 2020 que las primeras obras del nuevo canal, que se alargarán al menos durante siete años, empezarían este mismo 2022. Para ello será necesario buscar antes un acuerdo financiero entre Administraciones.