Menú Buscar
La nueva consejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, con el presidente catalán Carles Puigdemont (i) y el 'conseller' de Empresa / EFE

Referéndum en 1.000 barracones escolares

La consejera Ponsatí, miembro de la ANC, prioriza el control de las posibles sedes del 1-O a las carencias del sistema educativo catalán

15.09.2017 00:00 h.
3 min

Cataluña es la comunidad autónoma española con más barracones, un total de 1.000 que estarán al servicio del hipotético referéndum del 1 de octubre, pues esta es la prioridad de la consejera de Enseñanza de la Generalitat, Clara Ponsatí.

En efecto, la nueva titular de educación, que sustituyó a Meritxell Ruiz en la purga llevada a cabo por el presidente, Carles Puigdemont, entre los consejeros que cuestionaban el procés, acaba de tomar el control del Consorcio de Educación de Barcelona (CEB). En este órgano participan el ayuntamiento y la Generalitat. Y dado que el equipo de gobierno municipal de Ada Colau apuesta por que sean los centros escolares del Govern los que acojan esa votación secesionista —el 70% de los colegios que hay en Barcelona son propiedad de la Generalitat—, Ponsatí ha decidido “por motivos obvios” controlar directamente el CEB, hasta ahora presidido por Lluís Baulenas.

Miembro de la ANC

Esther Niubó pide al Govern que se comprometa a promover los institutos escuela públicos

Ponsatí es una economista socia de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que en 2013 acusó al Ministerio de Educación de no renovarle su contrato como profesora visitante de la cátedra Príncipe de Asturias en la Universidad de Georgetown por cuestiones ideológicas. Su debut en el Parlamento de Cataluña tuvo lugar la semana pasada, durante una interpelación de la diputada del PSC Esther Niubó en el controvertido Pleno en el que se aprobaron las leyes de ruptura. Se despistó en varias ocasiones y la presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, tuvo que recordarle quién era la parlamentaria socialista que le estaba preguntando. Igual desorientación demostró durante unas declaraciones en castellano.

La consejera coge el mando de las urnas del 1-O, pero no de los problemas pendientes en el ámbito educativo: 1.000 barracones, guarderías sin ayudas del Govern desde 2012, educación secundaria sin comedor escolar, Formación Profesional todavía pendiente de potenciar… Y, sobre todo, un presupuesto a la cola de los países de la OCDE, pues apenas alcanza el 2,2% del PIB y dista mucho del 6% que prevé la Ley de Educación de Cataluña.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información