Los recortes en educación revientan la campaña independentista

JxC, heredera de las políticas de austeridad de Artur Mas y, ERC, que las secundó, enmudecen tras las sentencias judiciales que obligan a la Generalitat a compensar por el tijeretazo

Una niña dibujando unas tijeras alusivas a los recortes en la pizarra / FOTOMONTAJE DE CG
17.12.2017 00:00 h.
6 min

Las sentencias judiciales que obligan a la Generalitat a compensar a los ayuntamientos por los recortes en educación han caído como una bomba en la campaña electoral de Junts per Catalunya y ERC. Ambas formaciones, enzarzadas en una pugna por el voto independentista, habían dejado en un segundo plano sus propuestas en política social. Ahora, tras conocerse los dos fallos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el mutismo se ha apoderado de quienes hasta ahora fueron socios de gobierno.

La sentencia condena al Govern a indemnizar a los ayuntamientos de Cornellà y L’Hospitalet de Llobregat por el impago de ayudas a las guarderías, después de que ambos municipios presentaran demandas en solitario, aunque hay otra treintena --la mayoría de grandes poblaciones del entorno de Barcelona gobernadas por los socialistas-- que lo hicieron de forma colectiva y esperan resolución, que será con toda certeza adversa para la Generalitat. 

Un gobierno que tenía la competencia exclusiva en el apoyo económico de la educación de 0 a 3 años.

Evolución de las plazas de guardería y del dinero destinado por la Generalitat

JxC, la lista encabezada por Carles Puigdemont, son los herederos políticos del expresidente Artur Mas, autor de esos tijeretazos que ERC secundó, tanto desde fuera como dentro del Govern --Oriol Junqueras fue vicepresidente económico--, pese a tratarse de un partido de izquierdas. Los únicos desmarques parlamentarios entre los socios de gobierno durante esta corta legislatura se produjeron en la votación de una moción favorable a eliminar los conciertos con colegios que segregan por sexo.

guarderias presupuesto

Mientras CDC y PP votaron en contra, PSC, CUP, CSQP y Ciudadanos votaron a favor y ERC se abstuvo. Sin embargo, el exvicepresidente Junqueras apoyó mantener esos conciertos con escuelas de élite, dada su condición de católico confeso.

La errática postura del Govern se hizo extensiva a la cuestión de las guarderías. Junts pel Sí votó a principios de 2016 a favor de recuperar los 1.600 euros de ayuda por plaza/año en las guarderías municipales. Pero lo hizo por error, pues su portavoz parlamentaria, Marta Rovira, se equivocó.

presupuesto educacion

La recuperación económica no fue acompañada de una mayor aportación a la enseñanza pública. El presupuesto de educación de la Generalitat correspondiente a 2017 destinó un 2,6% menos de recursos que en 2011 y un -9,9% que el últimos presupuestos del Gobierno tripartito (PSC-ERC-ICV). Este año el ejecutivo de Junts pel Sí, formado por CDC y ERC, invirtió 5.684 millones frente a los 5.838 millones del primero presupuesto del Gobierno de Mas (2011).

Una cifra que, cuatro años después, con ERC apoyando a CiU desde fuera del gobierno se redujo a 5.235 millones. Muy lejos de los 6.311 millones de 2010, último presupuesto de los gobiernos de la izquierda.

guarderias plazas

Sin embargo, donde más se ha notado ese decrecimiento ha sido en las partidas destinadas a guarderías. En 2011, el entonces presidente Artur Mas decidió reducir la aportación comprometida de 1.800 euros anuales por alumno de 0 a 3 años, que pasó a ser de 1.300 euros para posteriormente eliminar totalmente de los presupuestos la partida destinada a sufragar parte de los costes de las guarderías públicas. De esta forma, las familias y los ayuntamientos pasaron de pagar un tercio del coste a un 83%.

Competencia exclusiva

"La educación 0-3 haya sido la gran sacrificada del procés", asegura la candidata del PSC, Esther Niubó, azote del Govern en esta materia. Para la socialista, "el Gobierno de Puigdemont, con la complicidad de ERC, abandonó una etapa educativa fundamental como es la del 0-3, cuando es competencia exclusiva de la Generalitat”. Niubó advierte que, con estos recortes, “se han quitado oportunidades educativas y de futuro a muchos niños que no han podido acceder ". 

La partida destinada por la Generalitat había alcanzado los 85 millones de euros en 2009, cuando gobernaba el tripartito. Cada año se destinaban importes para la creación de plazas nuevas en las llamadas escoles bressol. En 2015 se cortaron ambas líneas de financiación y se externalizaron parte de las ayudas a través de los presupuestos de la Diputación de Barcelona. En las cuentas de 2017, las ayudas destinadas a las guarderías se mantienen a cero, pero tal como publicó Crónica Global, el Gobierno catalán otorgó a principios de febrero tres millones de euros a 200 escuelas infantiles concertadas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información