Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en el último pleno del Ayuntamiento celebrado en julio / EFE

Colau deberá explicarse por el 'impuestazo' en el recibo del agua

El PP presenta una moción contra el incremento de la factura un 7% a causa de los nuevos tributos del Ayuntamiento de Barcelona y AMB

3 min

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, deberá dar explicaciones ante la oposición por la subida del recibo del agua. El PP ha anunciado este 1 de septiembre que presentará una moción en el próximo pleno del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). En el texto, los populares pedirán que los grupos rechacen el incremento de coste de un 7% debido a los nuevos impuestos que pesan sobre la factura.

En una nota, el grupo metropolitano del PP en el AMB ha pedido a la alcaldesa y presidenta de la institución supramunicipal que "separe la [nueva] tasa metropolitana de tratamiento de residuos (TMTR) del recibo del agua". Asimismo, la fuerza reclama también "dejar sin efecto" el nuevo tributo de residuos urbana. "Hasta 2022", exige el partido habida cuenta del incremento del precio del agua por estos dos gravámenes, que han aprobado el AMB y el Ayuntamiento de Barcelona, respectivamente.

Un 7% más cara

A este respecto, el PP calcula que los hogares de Barcelona y conurbación pagan un 7% más por su consumo de agua. El partido lo atribuye a "las trampas fiscales de Colau". Es por ello que los populares exigen "un recibo del agua transparente".

"Utilizar las vacaciones para aplicar nuevas tasas e incrementos demuestra que el gobierno metropolitano trampea la factura del agua, con más tasas que pretende diluir en el recibo sin dar explicaciones a los ciudadanos", cree el PP.  De hecho, los populares creen que los vecinos de la Ciudad Condal y ciudades metropolitanas pagan 20 euros más de media en su recibo bimensual. 

Polémica en las redes

Tal y como ya explicó este medio, los barceloneses y vecinos de ciudades metropolitanas han pasado a pagar más por el agua en agosto a causa de los nuevos impuestos que gravan el consumo. Son la nueva tasa urbana de residuos, que cobra el Ayuntamiento de Barcelona, comandado por Ada Colau, y la tasa metropolitana de tratamiento de residuos (TMTR), que se devenga de la factura por petición del Área Metropolitana, también presidida por la munícipe.

El impuestazo al agua de los gabinetes de Colau en el consistorio y la administración supramunicipal han generado una agria polémica en las redes. Ciudadanos de a pie y concejales de la oposición --hoy martes lo han hecho Elsa Artadi, de Junts per Catalunya, y Eva Parera, de Barcelona pel Canvi-- han recordado que el recibo se ha encarecido por los tributos que aprobaron Barcelona en Comú, PSC y ERC.