Menú Buscar
Una jeringuilla para inyectarse heroína en el barrio del Raval de Barcelona / CG

Ada Colau 'desvía' la crisis de Ciutat Vella a la Generalitat

La alcaldesa de Barcelona achaca los múltiples problemas en la parte antigua de la capital catalana a la "falta de Mossos d'Esquadra"

31.08.2018 10:23 h.
4 min

Ada Colau 'desvía' la crisis de Ciutat Vella a la Generalitat de Cataluña. La alcaldesa de Barcelona ha tratado hoy de atribuir los múltiples problemas en la parte antigua de la capital catalana a la "falta de los Mossos d'Esquadra".

En una entrevista en RAC1, la munícipe ha asegurado que el Ejecutivo local de Barcelona en Comú (BComú) "se suma a la voz de los vecinos en que es preciso mejorar la seguridad, pero falta agentes de los Mossos". La primera edil ha agregado que "en Barcelona hace años que hay un déficit de agentes de la policía autonómica. Mientras no llegan, la Consejería catalana de Interior debería poner horas extra o reubicar los dispositivos". Con lo que respecta al primer distrito de la ciudad en particular, Colau ha recordado el polémico plan de choque contra los narcopisos --que la oposición asegura que no funciona-- y que su gobierno municipal ha sumado cinco millones a todos los servicios municipales. "Pero la seguridad ciudadana es competencia de la Generalitat", ha defendido. 

Ignora a la Guardia Urbana

Con estas declaraciones, Colau ha ignorado las reivindicaciones de la parte social de la Guardia Urbana, que llevan tiempo pidiendo más efectivos en la ciudad. Los sindicatos alertan de que faltan agentes en el cuerpo y de que, además, el real decreto de adelanto de la edad de jubilación de los funcionarios podría empeorar la situación.

No obstante, y entrando en algunos de los problemas denunciados por el cuerpo local de seguridad, la primera edil ha negado que exista un repunte de manteros y venta ambulante en la Ciudad Condal. "Al no resolverse el problema en la ciudad, los vendedores se desplazan por la urbe y otras poblaciones de la costa catalana. Es un tema global, no solo municipal", ha valorado. Ha negado también que su gobierno dé chivatazos a los manteros cuando hay redadas, como denunció el sindicato Sapol. En referencia a los narcopisos de Ciutat Vella, la munícipe ha insistido en que se "efectúan dos entradas a pisos de la droga por semana".

"Permiso de trabajo" a los manteros

Problemas como el de la venta en la calle, ha asegurado Colau, se solucionan "concediendo un permiso de trabajo a los manteros para que esta gente se pueda ganar la vida de forma legal". Bajo su punto de vista, la proliferación de la venta en la manta "se soluciona ofreciendo alternativas legales" a los que se dedican a ello.

En respuesta a la revuelta vecinal en la Barceloneta para pedir más seguridad, la alcaldesa de Barcelona ha subrayado que los residentes "tienen todo el apoyo" del Ejecutivo local, pese a que en la segunda manifestación expulsaron a la edil de Ciutat Vella, Gala Pin. "En verano aguantan mucha presión. Hay incivismo y pequeña delincuencia", ha admitido. "Estamos actuando en muchos de los temas que incidian en la Barceloneta, pero van surgiendo nuevos", ha remachado la primera edil.