Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Donaire, líder de los mossos independentistas, ante la sede del PP en Madrid / TWITTER

Rapapolvo de un periodista al líder de los mossos 'indepes'

Albert Soler repasa a Albert Donaire en un ácido artículo en el 'Diari de Girona' y genera la ira del polémico agente de la policía autonómica

5 min

Albert Donaire, el polémico líder de los Mossos d'Esquadra independentistas, ha saboreado un poco de su propia medicina. Acostumbrado a arremeter e insultar impunemente en las redes a todos aquellos que se opongan a la secesión de Cataluña, el arrogante agente de la ley ha sido el protagonista de una ácida columna que el periodista Albert Soler le ha dedicado en las páginas del Diari de Girona.

Unas críticas que no han sido bien recibidas por el policía autonómico, quien ha amenazado con presentar denuncias contra Soler y contra el colaborador de CRÓNICA GLOBAL Ramón de España, por otro artículo reciente en el que ironizaba sobre él.

"Señalar a periodistas"

En su artículo, Soler utiliza un tono sarcástico para responder a Donaire, que acusa a sus críticos de homófobos enarbolando su condición sexual y de catalanófobos por desaprobar el nacionalismo.

"[Donaire] se dedica también a señalar a periodistas como Ramón de España, Xavier Sardà y a mí mismo acusándonos de catalanófobos y de homófobos, y eso solo porque a él le gustan Cataluña y los hombres, no sé si por este orden o inverso, y no soportan que hay periodistas que le critiquen", señala Soler.

'Estultofobia'

El periodista se ríe de la afición del mosso activista a los selfis y le aclara que "los motivos para criticarle no son la homofobia ni la catalanofobia que no sufro, sino la estultofobia que tengo de nacimiento y me impide aguantar a los idiotas".

"No tiene que ser bueno para la autoestima que te tengan por necio, pallaso, estúpido y figaflor, es mejor creer que todo todo te lo dicen porque eres gay. El único homófobo es él, que intenta camuflar todas sus miserias tras la homosexualidad. No pasaría de ser un friki más de los que el lacismo nos regala generosamente --algunos acaban publicando libros-- si no fuera porque lleva placa y pistola, y yo antes le dejaría un arma a un mono borracho", añade.

"Llorones"

Soler avala las palabras de Ramón de España sobre "este elemento" al decir que "una cosa es ser homosexual y otra es el papel de maricona histérica de las revistas del Paralelo". "Me lo imagino llorando en la falda de la mamá: Se meten conmigo y la gente no valora mis posturas sexis en Instagram, snif, son todos unos homófobos", insiste.

El periodista se pregunta si Donaire se refiere a él tan a menudo porque le está "tirando los trastos". Ante lo que le pide "ahorrarse esfuerzos" porque él prefiere la señoras. "Pero si me gustasen los hombres, me gustarían los de verdad, no los llorones", añade. Y remata: "Como señora no me gusta porque no lo es bastante, y como hombre, exactamente lo mismo. Se encuentra en una situación intermedia que dificulta nuestra relación", ironiza. Y concluye lamentando que la dirección de los Mossos expediente a un agente por decir que "la república no existe, idiota" pero se mire a otro lado cuando un agente con lazo amarillo insulta en público a los periodistas.

Rifirrafe en las redes

Desde su cuenta de Twitter, Donaire ha calificado a Soler de "fétido", "colaboracionista", "colono" y de "vomitar odio". Además, ha pedido que le echen del periódico y ha iniciado una campaña de boicot para "no comprar" el Diari de Girona.

Pero el periodista le ha respondido en Twitter: "No he escrito nada de la gente gay. He escrito de un capullo que da la casualidad que es gay y se vale de esta condición para esconderse. Es él quien haciendo eso desprestigia a los gays".