Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia ante los medios tras presidir una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros / EFE

Rajoy: "El referéndum del 1-O no se va a celebrar"

El presidente del Gobierno asegura que "no renunciará a nada" para impedir que los independentistas catalanes liquiden "de un plumazo" el modelo de convivencia democrático

6 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que el referéndum secesionista convocado ayer por el Govern "no se va a celebrar". "No habrá referéndum de autodeterminación" en Cataluña, ha reiterado en diversas ocasiones durante una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras presidir un consejo de ministros extraordinario.

Rajoy ha anunciado que ha dado orden de impugnar ante el Tribunal Constitucional las normas aprobadas por el Parlament y la Generalitat para convocar el referéndum. Y ha precisado que pedirá al alto tribunal que notifique a todos los altos cargos de la Generalitat relacionados con la organización de la consulta y a los 947 alcaldes de Cataluña que tienen "el deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa tendente a la organización del referéndum".

"Consciente" de sus "obligaciones"

El presidente ha insistido en que "no renunciará a nada" para impedir que los independentistas catalanes liquiden "de un plumazo" el modelo de convivencia democrático. "Nadie va a vacilar a la hora de cumplir con su deber. La democracia responderá, lo hará con firmeza, con aplomo, con serenidad y con dignidad", ha añadido.

Rajoy ha reconocido ser "consciente" de sus "obligaciones" como presidente del Gobierno, "de lo que se espera" de él y de la "gravedad del momento" en Cataluña y por eso ha garantizado que no permitirá que se liquide el actual marco de convivencia y que lo hará sin renunciar "a nada" para evitarlo.

"Lo que no es legal, no es democrático"

En su intervención, Rajoy ha advertido hoy al Govern de que "lo que no es legal, no es democrático" y ha garantizado que el Ejecutivo central defenderá el "imperio de la ley", que es además la "garantía" de la convivencia democrática y la libertad.

Rajoy ha tachado de "autoritarias" y "antidemocráticas" las últimas actuaciones del Gobierno catalán. Y ha defendido la soberanía nacional sobre la que todos los ciudadanos tienen derecho a decidir, porque "a todos les pertenece".

El "autogobierno de Cataluña", en riesgo

Para Rajoy, la "perversión antidemocrática" que supone el referéndum ilegal "rompería la soberanía nacional, liquidaría la convivencia pacífica y acabaría con el autogobierno de Cataluña" y, ante ello, ha garantizado que la consulta no se va a celebrar y que él seguirá defendiendo los derechos de todos los españoles, entre ellos los de los catalanes.

En esa línea, ha proseguido: "En España se puede ser independentista. Lo que no se puede hacer, y no se hará, al menos mientras yo sea presidente del Gobierno, es pasar por encima de nuestras normas democráticas para conseguirlo".

Agradece el "coraje" de oposición y letrados del Parlament

El jefe del Gobierno también ha agradecido a la oposición del Parlament y a sus letrados el "coraje" demostrado ayer al defender "la legalidad y la dignidad" de las instituciones catalanas y les ha dicho que "no están solos" sino arropados por "todos los demócratas dentro y fuera de Cataluña".

Ha manifestado que la única batalla que se pierde en política es "la que no se da" y la oposición ayer dio esa batalla y, aunque perdió una votación, han obtenido "una gran victoria política". En ese sentido, ha agradecido también la "disposición y la lealtad" de los partidos que defienden el orden constitucional, actitud que, a su juicio, es "objeto de tranquilidad" y contrasta con la "fractura" que se presenció ayer en el Parlamento de Cataluña. "He trabajado y trabajaré para mantener esa lealtad recíproca", ha remarcado el presidente del Gobierno, que se ha felicitado de la respuesta "serena pero firme" de los líderes de los partidos constitucionalistas.

A los letrados de la Cámara ha dedicado específicamente su "reconocimiento más sincero", porque gracias a ellos el Parlament, ha subrayado, "sigue siendo una institución respetable".

También ha dirigido el presidente un mensaje a los ciudadanos catalanes y a los funcionarios de esta Comunidad para decirles que "estén tranquilos" porque "nadie les puede obligar a hacer nada ilegal", ya que, si bien la ley les obliga, "también les protege y les defenderá frente a cualquier arbitrariedad".