Menú Buscar
Mariano Rajoy, Felipe VI y Pío García Escudero esta mañana en el Senado / EFE

Rajoy reconoce los problemas de recaudación fiscal de España

Los ingresos de Hacienda estarán este año 20.000 millones por debajo de 2007, mientras que el gasto supera a ese mismo ejercicio en 40.000 millones

3 min

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha trasladado hoy a los presidentes autonómicos que su objetivo es preservar y, si es posible, mejorar el Estado del bienestar, pero ha advertido de que aún falta por recuperar recaudación y reducir gastos para situarse en niveles previos a la crisis económica.

Rajoy ha hecho un repaso del cuadro macroeconómico previsto para este año en su intervención inicial en la VI Conferencia de Presidentes que se celebra en el Senado.

Un 10% menos de PIB

Así, el presidente ha expuesto que en 2017 prevé que España recupere el 10% del PIB perdido con motivo de la crisis y que se creen 400.000 empleos, con lo que el paro se situaría en el 17,6%.

La recaudación seguirá subiendo, pero que será difícil que llegue a los niveles de 2007. Estará aún 20.000 millones por debajo de la existente hace diez años, pero el gasto se situará 40.000 millones por encima del registrado entonces.

Tras insistir en que también se tiene que seguir recuperando empleo, ha precisado el desglose del gasto social por parte de las administraciones públicas.

Pensiones, primer capítulo

Un 28,3% se destina a pensiones; un 14,2% a sanidad; un 9,3% a educación; un 4,4% a desempleo; y un 6,5% a otros gastos sociales.

Para Rajoy, el gran reto es preservar el Estado del bienestar "y si es posible mejorarlo", según sus propias palabras.

Los riesgos

El jefe del Gobierno ha enumerado asimismo una serie de retos para la economía española en 2017: el Brexit, un aumento del proteccionismo (no ha citado explícitamente a Donald Trump), la subida del precio del petróleo y en consecuencia de la energía y del IPC, y la posibilidad de que se incrementen los tipos de interés.

Una muestra de la trascendencia de mantener una buena relación con el Reino Unido es que, según ha explicado, es donde más inversiones españolas hay. Además, 100.000 españoles viven en ese país mientras que 300.000 británicos residen en España.