Menú Buscar
El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy (d), junto al candidato a la presidencia de la Generalitat del PP catalán, Xavier García Albiol / PP

Rajoy apela a la “mayoría silenciada” para devolver la “tranquilidad” a Cataluña

El presidente del Gobierno apoya al candidato del PP para el 21D, Xavier García Albiol, en su primera visita a la comunidad tras la aplicación del 155

4 min

Mariano Rajoy ha visitado Cataluña por primera vez desde que aplicó el artículo 155. El presidente del Gobierno lo ha hecho para apoyar al candidato del PP para las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, Xavier García Albiol, en el inicio de la campaña. Rajoy ha apelado a la “mayoría silenciosa o silenciada” para votar en los comicios y devolver la “tranquilidad a Cataluña”.

En cinco semanas, ha dicho, habrá “urnas de verdad, con ley”. Es entonces cuando ha emplazado a que haya una “votación masiva” para poner en marcha una “nueva etapa de seguridad y certeza”. Rajoy ha recordado las manifestaciones constitucionalistas de las últimas semanas y lo ha presentado como un “despertar” de esta “mayoría silenciada”, a la que ha llamado a convertir su “voz en voto”.

¿Por qué el 155?

Rajoy ha explicado los motivos por los que el Gobierno intervino la autonomía de Cataluña, hecho que Albiol le ha agradecido al inicio de su discurso: “¿Por qué convoqué elecciones? Porque el Gobierno catalán pisoteó los derechos de todos”. Estas “medidas excepcionales”, asegura, se tomaron después de “agotar todas las vías”  y con el respaldo de la “inmensa mayoría de senadores”. Rajoy confía que el 155 devolverá la “tranquilidad de la vida cotidiana”.

Los objetivos del 155, según el presidente del Ejecutivo, eran: “Volver a la legalidad, porque no puede un gobierno instalarse en la ilegalidad y presumir de ello; recuperar la confianza; proteger la recuperación económica; y celebrar elecciones en situación de normalidad democrática”.

Empresas y boicot

Según el presidente del Gobierno, la proclamación de independencia y la tensión por el procés "ha destatado la inseguridad y la incertidumbre", lo que ha provocado la “salida de empresas, el desplome de las ventas, la anulación reservas turísticas, y han frenado en seco la pujante recuperación económica que se vivía hasta septiembre”. Por ello, ha pedido a las empresas que estaban instaladas en Cataluña y que se fueron que vuelvan, y al resto, que no se vayan.

En cuanto al boicot a productos catalanes, Rajoy lo ha rechazado y ha emplazado a los que “compran productos catalanes, no lo dejen de hacer nunca”, para que los ciudadanos no tengan que “abonar la factura después de haber padecido la fractura”.

Agencia Europea del Medicamento

Rajoy ha prometido que su Gobierno trabajará "hasta el último día" para que proyectos tan importantes como la Agencia Europea del Medicamento vayan a Cataluña. Ha recordado que desde el punto de vista técnico Barcelona tiene "la mejor calificación" de entre las ciudades candidatas para albergar esta sede europea, "pero los paladines de la ruptura han mostrado su ilimitada capacidad de destrucción" y eso puede afectar a la aspiración de la ciudad condal.

También ha asegurado que trabajará para que ferias y reuniones internacionales económicas que ahora hasta ahora han llenado recintos en Cataluña no dejen de venir a esta comunidad.