Menú Buscar
Mariano Rajoy sentado junto a la presidencia de la sala de la Audiencia Nacional / EFE

Rajoy da explicaciones de la trama Gürtel en la Audiencia Nacional rodeado de privilegios

Enorme expectación y deferencias procesales ante la comparecencia del presidente del Gobierno en torno a la financiación irregular de su partido

6 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expone hoy ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) que durante estos años él tenía dentro del PP un papel político y que no tenía conocimiento de las finanzas de la formación política.

La comparecencia se produce en medio de gran expectación mediática y de trato privilegiado: el mismísimo presidente de la sala de la audiencia ha aguardado en la calle a Rajoy hasta que desde la Moncloa le han avisado de que no accedería por la calle, sino que entraría en el parking en coche, algo inusual. El presidente no se sienta en el banquillo, como los testigos y los acusados, sino en una mesa especial colocada junto al tribunal que preside la sala.

Este trato de favor ha suscitado sorpresa general y la protesta del primer letrado que ha intervenido. 

El PP ha subrayado en los últimos días que la comparecencia se enmarca en la "absoluta normalidad" y que su declaración —a la que tendrá que responder a todas las preguntas con la verdad al ser testigo— "poco tendrá que aportar" porque él no tenía "responsabilidades" en la organización de las campañas electorales de los municipios madrileños de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, por las que ha sido citado.

Las funciones de cada uno

Asimismo, han señalado que hará un "recordatorio" de la labor que cada uno tenía en función de lo que marcan los estatutos del partido.

Tanto el PP como el propio extesorero del PP Luis Bárcenas en su declaración ante el tribunal de la Audiencia Nacional han asegurado que Rajoy, cuando llegó a la presidencia del partido en 2004, ordenó dejar de contratar con Correa tras ser alertado por el empresario Joaquín Molpeceres —que aparece en los denominados papeles de Bárcenas como donante a la formación política— de que el líder de la Gürtel iba alardeando de que cualquiera que quisiera contratar con determinados ayuntamientos de Madrid "tenía que pasar por su despacho".

Rajoy no testifica por su condición de jefe del Ejecutivo, sino por haber sido vicesecretario general del PP entre 1990 y 2003 y "responsable de asuntos electorales". Aun así, es una de las comparecencias ante un tribunal con mayor expectación en los últimos años —tal y como fue la de la infanta Cristina en el caso Nóos— para la que se han acreditado 312 periodistas, fotógrafos y técnicos de 83 medios de comunicación, 21 de ellos extranjeros como las televisiones públicas de Alemania y Francia, según han informado fuentes de la Audiencia Nacional.

A disposición

"Estoy a lo que dispongan los tribunales", dijo públicamente entonces el propio jefe del Ejecutivo, para evitar que se pensara que su partido no quiere colaborar con la justicia. La comparecencia de Rajoy se produce un mes después de que desfilaran por la Audiencia Nacional los exministros populares Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas, Ángel Acebes y Jaime Mayor Oreja, que también ocuparon puestos clave en la cúpula del PP.

Previsiblemente, será preguntado por la existencia de una presunta caja b en el partido que lidera y cuya contabilidad se achaca al extesorero Luis Bárcenas.

El abogado de Bárcenas, Joaquín Ruiz de Infante, recuerda al tribunal cada vez que se hace una pregunta relacionada con este asunto que es objeto de un procedimiento aparte que, además, se reabrió cuando Correa señaló en este juicio que algunas constructoras recurrían a sus servicios para que mediase por ellas ante los ministerios de Fomento y Medio Ambiente, entre otros, a cambio de comisiones de entre el 2% y el 3% que entregaba a Bárcenas.

El mismo testimonio

Si esto sucede, Rajoy continuará con el mensaje que lanzaron los cuatro exresponsables del partido anteriormente mencionados que aseguraron que nunca se hizo una adjudicación irregular, que la contabilidad del partido era legal y que no recibieron sobresueldos en negro, negando que ellos fueran las personas que se indican en los conocidos como papeles de Bárcenas.

Otra de las preguntas que se prevé que alguna de las partes presentes en esta causa realice es la relativa a los mensajes de texto que Rajoy envió a Bárcenas instándole a que fuese "fuerte" cuando salieron a la luz las primeras informaciones sobre la supuesta contabilidad paralela del PP y las cuenta bancaria de éste en Suiza.

Por parte de la Fiscalía Anticorrupción, serán las fiscales del caso, Concepción Sabadell y Concepción Nicolás, las que formulen la batería de preguntas si lo consideran necesario y contarán con el "apoyo" del fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, que estará presente en el interrogatorio.

Destacadas en Política