Menú Buscar
La presidenta del Congreso, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a los del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo en la celebración del Día de la Constitución / EFE

Rajoy está abierto a reformar la Constitución, pero evita hacer propuestas

El presidente del Gobierno se limita a relatar los aspectos de la Carta Magna que son intocables y abre la puerta a la creación de una comisión en esta legislatura

3 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado hoy a la prudencia ante una posible reforma de la Constitución y ha advertido de que no es momento para "frivolizar" ni para que se planteen "ocurrencias e historias".

Rajoy, en una declaración previa a su participación en el acto organizado en el Congreso con motivo del Día de la Constitución, ha reiterado su disposición a escuchar las propuestas de reforma constitucional que sean razonables, pero insistiendo en que debe tenerse claro qué se quiere cambiar y qué es lo que no hay que tocar.

Comisión en el Congreso

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que si se creara en el Congreso una subcomisión para la reforma de la Constitución, habría que tener "una idea aproximada de cuál es el final" de la misma.

"Estas cosas conviene hablarlas y pactarlas", ha reiterado Rajoy, quien ha hecho hincapié en que habría que fijar con claridad qué se quiere preservar.

Las condiciones del PP

Para él, eso pasa por garantizar la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de todos los españoles sus derechos y libertades fundamentales, la pertenencia a Europa y los pilares básicos del Estado del bienestar.

"A partir de ahí, se puede hablar, pero debemos ser prudentes. Esto no es un asunto para ocurrencias ni para historias, ni para frivolizar. Es un asunto, como se hizo en 1978, para hacer las cosas muy bien", ha resaltado.

Llamamiento a la unidad

Con motivo de la celebración del 38 aniversario de la Constitución, ha considerado este texto como el pacto más importante al que se ha llegado en España en los últimos 40 años.

En ese momento ha recordado que los españoles aparcaron sus diferencias y decidieron acordar unas normas de convivencia, y ante la situación existente en la actual legislatura ha apelado a recuperar el espíritu de consenso y diálogo que hubo entonces.

Es el momento

En ese contexto, ha reiterado su idea de que la necesidad de acordar en la presente legislatura puede ser "una magnífica oportunidad para trabajar todos conjuntamente".

Ha insistido asimismo el presidente del Gobierno en los beneficios que ha supuesto la Constitución para España, como el haber permitido una de las etapas de mayor progreso como nación.