Menú Buscar
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en las jornadas del Cercle d'Economia el sábado / CG

Rajoy se enroca ante los empresarios: “No puedo ni quiero permitir un referéndum”

El presidente del Gobierno endurece su discurso y arremete contra la “radicalidad” de una ley de desconexión que “liquidará la soberanía nacional y sacará a Cataluña de UE en un solo día”

María Jesús Cañizares / Cristina Farrés
27.05.2017 13:23 h.
5 min

Durísimo discurso, casi intimidatorio, del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contra el proceso catalán. “No puedo ni quiero permitir un referéndum”, ha dicho ante un aforo eminentemente empresarial, al que ha advertido de las consecuencias de la independencia, comparables, a su juicio, con el brexit. Las palabras del líder del PP tienen lugar después de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, le haya pedido la apertura oficial de negociaciones sobre un referéndum sobre la secesión previsto para este otoño.

Rajoy ha clausurado las XXXIII jornadas del Círculo de Economía en Sitges (Barcelona) flanqueado por Joan José Brugera, quien ha expresado la inquietud que genera la situación catalana.

“Preocupa que el conflicto abierto en Cataluña y la corrupción puedan lastrar la recuperación económica. Por eso pedimos el máximo esfuerzo para encauzar el conflicto por la vía del diálogo y la transacción”.

Salida política

Según Brugera, el conflicto “es de naturaleza política y la salida y la solución solo pueden ser políticas, para evitar los perjuicios de un enquistamiento”. Por ello, el máximo representante del lobi empresarial ha abogado por alternativas a la dualidad actual. “Las encuestas demuestran un posicionamiento de los catalanes a favor de un mejor encaje de Cataluña en España. ¿Es posible desde la política abrir esa vía?”, ha preguntado.

Rajoy, en su décimocuarta intervención en el foro empresarial, ha dicho que "una cosa es lo que cada uno pensemos y otra es lo que tenemos que hacer. Me siento español y como es muy común hablar de sentimientos, dentro de mi acervo pienso en la España que tenemos hoy en día. Estoy con la Constitución, con la unidad nacional, con la soberanía española”.

“La independencia –ha advertido-- es lo peor que nos puede ocurrir a todos, a catalanes y españoles, rompe con siglos de historia, liquida los lazos de todo tipo que nos unen. Vamos a obligar a los catalanes que se sienten españoles y europeos a que elijan una de esas opciones. Van a salir de la UE. A los ingleses se les dijo que no pasaría nada con el brexit. Pues tendrá consecuencias malas”. Salir de la UE, ha agregado, “sería un trauma”.

"En manos de los extremistas de la CUP"

“A mi se me pide que haga algo que no quiero ni puedo hacer. Yo no puedo permitir un referéndum privando a los españoles de su derecho a decidir su futuro. No puedo autorizar ese referéndum. Lo podría autorizar el Congreso, pero se necesita un cambio de la Constitución, que dice que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español”.

El derecho a la autodeterminación, ha dejado claro Rajoy, no existe. “Se me pide un referéndum, pero no se me da más margen. No lo puedo negociar. Y si no lo acepto, me presentarán una ley de transitoriedad que se pretende aprobar en un día para liquidar la soberanía nacional, sacar a Cataluña de la UE. Todo eso en un día. ¿A qué niveles de radicalismo vamos a llegar? ¿Les parece bien estar en manos de unos extremistas como los de la CUP?", ha preguntado.

Recuperación

El dirigente popular ha vuelto a sacar pecho de la salida de España de la crisis y del riesgo de rescate gracias a la consolidación fiscal y reformas estructurales. “La situación ha dado un giro de 180 grados, pues España crece por encima de la media europea y lidera la creación de empleo”, ha subrayado.

El presidente español ha destacado el pago de las pensiones a diez millones de personas como ejemplo de mantenimiento del estado del bienestar y de freno a la conflictividad social que la crisis, en su punto más álgido, podía haber provocado.