Menú Buscar
El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy (c), en la inauguración del XIV Congreso de NNGG en Sevilla junto a Diego Gago (d) y Beatriz Jurado (i), futuros líderes de la organización / EFE

Rajoy promete construir “puentes de diálogo” seguros y estables con Cataluña en Sant Jordi

El presidente carga contra los que “han insistido en romper nuestro marco de convivencia” sin hacer caso de las leyes y pide que todos estén “a la altura”

2 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subido la apuesta por la negociación entre Barcelona y Madrid para buscar una salida al procés. Lo ha hecho en un articulo de opinión publicado en La Vanguardia en el marco de Sant Jordi.

En el escrito, reivindica la figura del escritor Salvador Espriu y su apuesta por construir “seguros puentes de diálogo”. Una cuestión que se debe aplicar para que el conjunto de España viva en orden, paz y libertad.

Referéndum unilateral

El líder del PP ha cargado contra el Gobierno de la Generalitat por la promesa de convocar un referéndum de autodeterminación, incluso de forma unilateral según aceptan ciertos sectores de ERC. 

Ha criticado que “algunos han insistido en romper nuestro marco de convivencia incluso haciendo caso omiso a las leyes”. Ello sería “algo insólito en la Europa democrática”, indica. Para este momento, recomienda retomar el “mensaje de Espriu”, una “invitación a cambiar el foco”.

Manifiesta que los puentes de diálogo hacen posible la prosperidad de los catalanes y del conjunto de los españoles. Rajoy ha prometido que trabajará para extenderlos y buscar una alternativa beneficiosa para el conjunto de la ciudadanía. “Ojalá estemos todos a la altura”, sentencia.

Candidatura en la Unesco

Reafirma el compromiso de su Ejecutivo con la candidatura de Sant Jordi para convertirse en una fiesta Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. El presidente del Gobierno afirma que la festividad subraya la “vocación de la cultura como apertura y punto de encuentro”.

Celebra que la diada cultural catalana contribuya a hacer de Barcelona capital editorial en castellano y en catalán.