Menú Buscar
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, durante el debate sobre la moción de censura / EFE

Rajoy descalifica a Sánchez: “Su único programa son mis presupuestos”

El presidente del Gobierno rebate todo el discurso de Sánchez y da a entender que ha prometido cosas “que harán daño a España”

4 min

Mariano Rajoy se crece en los debates parlamentarios. Y ha rebatido todo el discurso de Pedro Sánchez, con la intención de descalificar al líder del PSOE: “Su único programa son mis presupuestos, los del PP, apoyados por Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria”, ha señalado, aunque con una afirmación que da a entender que pudiera saber ya la suerte de la moción de censura: “Ya se sabe cómo va está cuestión de los votos”.

La insinuación da a entender que el PNV habría puesto como condición para apoyar la moción que se mantuviera el proyecto de Presupuestos Generales de 2018. Los nacionalistas vascos respaldaron las cuentas del reino hace escasos días, lo que haría incoherente que mañana dejaran caer a Rajoy si ello suponía la invalidación de los Presupuestos.

"No es no"

Pero el discurso de Rajoy se ha centrado en el propio programa de Sánchez, que ha asegurado la defensa de los presupuestos aprobados en el Congreso, y a los que se opuso el PSOE. “Los rechazaron, con determinación, con aquello de ‘no es no’”, en una alusión directa a Sánchez, que renunció a su escaño para no formar parte de la votación en la investidura de Rajoy, que, con una abstención del PSOE, posibilitó desbloquear la elección del líder del PP tras las elecciones de 2016.

Rajoy ha insistido en la propia figura de Sánchez, al acusarlo de “daltonismo político”, de defender cosas y las contrarias al mismo tiempo. El argumento del presidente del Gobierno es que se ha recuperado la economía, que el PP “reconstruyó” la situación que había dejado el gobierno de Rodríguez Zapatero, y que ahora toda esa labor se puede truncar. “No sé que les ha prometido a sus socios, pero lo que tengo claro es que harán daño a España”, le ha espetado a Sánchez.

Ironía y examen

Su intervención, con giros irónicos  y con críticas frontales al propio Sánchez, como una figura política que detesta Rajoy, más allá de su condición de líder del PSOE, ha acabado con un “soy español”, en una alusión al problema catalán. Esa alusión fue clara al recordar que la situación catalana “es inestable” y que se debe tener en cuenta, en una penalización al posible acuerdo de Sánchez con los partidos independentistas catalanes y el PNV.

Rajoy ha tratado en todo momento de convertir el debate en un examen del candidato, Pedro Sánchez, a lo que éste se ha negado.