Menú Buscar
Mariano Rajoy, durante su intervención en la celebración del Congreso Nacional del Partido Popular

Rajoy asegura dejar "una España mejor de la que nos encontramos" al entrar en el gobierno

El expresidente evita hablar de corrupción y defiende la trayectoria del Partido Popular durante la crisis

Elena Cuevas / Cristina Farrés
5 min

Mariano Rajoy ha asegurado en su última intervención como presidente del Partido Poular que, gracias a su gestión, deja "una España mejor de la que nos encontramos" cuando el partido entró en el Gobierno.

El expresidente ha defendido ante miles de militantes del PP que la organización tiene una "trayectoria" que defender después de haber hecho frente a la "mayor crisis económica de los últimos años" y asegura que el proyecto del partido "encarna la pasión por la libertad, la defensa de la unidad de España y su progreso y bienestar económico".

Silencio sobre la corrupción

Así, no ha hablado de la corrupción que le ha llevado a dejar el cargo a través de una moción de censura, y se ha referido a la "voluntad de los españoles" para defender que el partido continuará siendo una "apuesta sólida" para el país. "No aceptaremos más indicaciones de las que nos den los españoles", ha apuntalado. 

Rajoy se ha enarbolado en la bandera de la actuación del Gobierno durante los años de recesión económica, a la que el Partido Popular "ha dado la vuelta por completo", según el político gallego. Ha vuelto a señalar que los 2.800.000 puestos de trabajos creados durante la crisis tienen la marca del partido fundado por Manuel Fraga --a quien también ha recordado durante su discurso--. Un símbolo de la recuperación económica que se encuentra "en la identidad del partido", asegura. 

ETA y las negociaciones

Durante el discurso también ha tenido un momento para recordar veladamente la actuación de José María Aznar ante el terrorismo en el País Vasco, después de las críticas de éste a la gestión realizada por el gallego. Rajoy ha defendido a los asistentes que las actuaciones del partido consiguieron "acabar con el terrorismo" sin entrar en negociaciones "jamás" con la banda terrorista. "Hemos acabado con ETA, a cambio de nada" ha sentenciado entre aplausos de los asistentes.

Asimismo, ha recordado la "heróica actuación" de aquellas personas --"muchas de ellas del Partido Popular", declara-- que eran residentes en las provincias vascas durante los años de plomo. "Ellos sí son los héroes". 

A la cabeza de la Democracia

Estos temas, entre otros, han sido calificados por el --todavía-- presidente de los populares como las "buenas noticias" para el país que a "algunos" les "molesta reconocer". Ha asegurado que el país es puntero en la defensa de los derechos de las mujeres, en sanidad y en integración y medidas para las personas con discapacidad. Todo ello ha conseguido que, gracias a su gestión, España se encuentre "a la cabeza" de los países democráticos

"Somos una gran nación", ha apostillado, y ha añadido que "algunos se ganan la vida denigrándola". Igualmente, ha declarado que espera que la estabilidad y la recuperación se mantenga, aunque ha afirmado que esto ocurrirá "hasta que el Partido Socialista vuelva a hundirla" en la crisis. 

"Me aparto, pero no me voy"

Rajoy ha hecho vibrar el recinto al declarar que "me aparto, pero no me voy" del partido, aunque ha calmado los ánimos pidiendo que esta afirmación se interprete "bien". Así, ha explicado que no podría irse del partido después de "mucho más de media vida" en él. Ha recordado sus primeros pasos en la política "en 1977 pegando carteles por la noche", su ascenso en diferentes cargos del PP de Galicia y, finalmente, su presidencia del Gobierno. 

Se ha puesto a disposición de la formación política, a la que siempre será "leal", pero "lejos de los focos y de la primera línea".