Rajoy contactó con Sánchez y Rivera tras la detención de Puigdemont

El presidente del Gobierno intercambió mensajes con las dos otras fuerzas que avalan la aplicación del artículo 155 en Cataluña

Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha decidido ocupar el espacio de derecha del PP sin contemplaciones / EFE
26.03.2018 13:49 h.
3 min

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversó este domingo con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras la detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Alemania tras cruzar en coche la frontera desde Dinamarca, según han informado fuentes de Moncloa.

Rajoy ha seguido todo el fin de semana desde el Palacio de la Moncloa la situación que se vive en Cataluña y, de hecho, el Gobierno canceló el viaje que tenía previsto emprender este pasado sábado a Angola después de el presidente del Parlament, Roger Torrent, anunciara la convocatoria de un pleno del Parlament para tratar de investir al diputado Junts per Cataluña Jordi Turull como próximo presidente de la Generalitat, una primera votación que resultó fallida tras la abstención de la CUP.

Más de una conversación

En estos días ha habido contactos del jefe del Ejecutivo con PSOE y Ciudadanos, las dos formaciones que apoyaron la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Nada más convocarse ese pleno para investir a Turull, Rajoy habló el miércoles con Pedro Sánchez, y también intercambió mensajes de móvil con el presidente de Ciudadanos.

Tras la detención de Puigdemont --que ha pasado la noche en la prisión alemana de Neumünster, donde permanece a la espera de comparecer ante el juez--, Rajoy contactó de nuevo con el secretario general del PSOE y también habló con el líder del partido naranja, han señalado las fuentes consultadas.

El expresidente catalán fue detenido en virtud de la euroorden emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que le ha procesado por un delito de rebelión y malversación. El Código Penal alemán, uno de los países con los que España tiene una cooperación judicial más activa, contempla penas que van desde los diez años de prisión a la cadena perpetua para un delito muy similar al de rebelión.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información