Menú Buscar
El presidente del PP, Mariano Rajoy, besa a María Dolores de Cospedal / EFE

Rajoy confirma a Cospedal a pesar de la polémica del "pucherazo"

"En esta vida se cambia lo que no funciona, lo que funciona, no", ha dicho el líder del PP, quien ha revalidado a toda su cúpula directiva

4 min

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha confirmado a María Dolores de Cospedal como secretaria general del partido, despejando así la gran incógnita del cónclave popular sobre quién ocuparía el número dos del PP. La designación viene precedida de la polémica enmienda “anti-Cospedal” --evitar la duplicidad de cargos institucionales y orgánicos--, que no salió aprobada por muy pocos votos. Dos cargos de Castilla-La Mancha han dimitido tras denunciar “pucherazo”, lo que ha empañado el inicio del 18 congreso del PP que se celebra este fin de semana en Madrid.

Cataluña

Rajoy encabeza la única candidatura presentada, en la que, además de Cospedal, actual ministra de Defensa y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, ha revalidado a todo su anterior equipo directivo. En su discurso de reafirmación ante los compromisarios ha hecho varias referencias “a los recién llegados que prometen el paraíso”, en alusión a Podemos, que también está celebrando su cónclave. Y ha reiterado varias veces que “somos un partido español”, porque “defendemos la unidad de España, el imperio de la ley y de la Constitución”, a modo de advertencia al independentismo catalán.

Aunque ha anunciado que profundizará mañana en el problema catalán, ha avanzado que los secesionistas “no van a tener éxito porque no lo vamos a permitir”.

“Y como creemos en la ley --ha dicho--, nunca olvidaremos a las víctimas del terrorismo”.

Ha recordado que, hace cuatro años, en el anterior congreso popular, “España estaba al límite. Hoy vengo a pedir otra vez esa confianza. Los gobiernos y las alcaldías pasan, pero el partido permanece siempre”, ha dicho. Rajoy ha asegurado que “todavía puedo dar mucho más”. Ha arremetido contra quienes dan lecciones de político “sin haber pisado un pueblo”, a diferencia de él, que dice haber recorrido España.

“He dado mucho a mi partido, pero he recibido mucho más. No me refiero a los oropeles. Se me ha dado cariño y afecto y eso significa mucho más”, ha asegurado.

Unidad

Según el dirigente popular, “algo bueno tendrá este partido porque es el más grande. No diré que hay algunos partidos que caben en una plaza de toros, aunque alguna licencia me puedo permitir. Nuestro partido es tan extenso como toda la superficie de España”. Ha apostado, en este sentido, por un partido grande, pero también unido. “Nosotros no tenemos miedo al debate, hemos tenido 4.000 enmiendas, a ver qué partido presenta ese número en su congreso nacional”.

“La verdadera unidad --ha precisado-- es la unidad de proyecto en toda España. No tenemos un partido para Cataluña y otro para Asturias. Tenemos un partido para todos. Para nosotros la democracia es un territorio en el que se está o no se está, en el que se cumplen las condiciones o no. Hay algunos que circulan por ahí en su desconcierto, confían en cualquiera que se mueva. Nosotros somos más serios, no nos gustan las ligerezas y las frivolidades. Somos adultos”.

El presidente del Gobierno español ha definido el PP como “un partido reformista que no sigue modas, tenemos personalidad”.