Menú Buscar
Cristóbal Montoro, durante su intervención en el debate de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 / CG

Rajoy cierra un acuerdo sobre el Cupo vasco con el PNV

El pacto abre la puerta a la aprobación de los Presupuestos Generales del 2017, para cuya tramitación el PP necesita los cinco escaños de los nacionalistas

4 min

Los gobiernos central y vasco han logrado un acuerdo sobre el Cupo, con lo que se desbloquean las negociaciones en torno a este asunto tras diez años de encontronazos entre ambas administraciones.

El acuerdo se ha formalizado el mismo día en el que comienza el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad al proyecto de Presupuestos del Estado para 2017, pendiente de un posible pacto entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y el PNV que salvaría este trámite de las cuentas públicas gracias a los cinco votos de los nacionalistas vascos.

Encallado desde 2007

El Cupo es el dinero que Euskadi paga al Estado por las competencias no transferidas. El método para calcularlo se establece en leyes quinquenales. La última data de 2007 y desde entonces ambos gobiernos no han podido renovarla por discrepancias en la metodología.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ya avanzó ayer que se habían producido avances muy importantes entre ambos ejecutivos en la liquidación de los cupos correspondientes a los dos últimos quinquenios, los comprendidos entre 2007 y 2011 y entre 2012 y 2016, y también en la definición del Cupo de este año que permitirá sentar las bases para el próximo quinquenio.

Erkoreka precisó que el tema del Cupo corresponde a una negociación bilateral entre ambos gobiernos y no quiso vincular el acuerdo a un posible apoyo del PNV a los Presupuestos estatales porque, según dijo, compete a los partidos políticos.

1.600 millones de más

El Gobierno vasco considera que desde 2011 ha pagado 1.600 millones de más y que el Cupo debería rondar los 850 millones anuales, aunque el proyecto de presupuestos del Estado para este ejercicio elevaba esa cifra hasta los 1.202 millones.

No obstante, el PNV ha asegurado que todavía no hay cerrado un acuerdo sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y ha puntualizado que el hecho de que haya un pacto sobre el Cupo entre ambos gobiernos "no es suficiente" porque hay otras cuestiones importantes para los jeltzales que "no están solucionadas".

Según han informado fuentes de la formación liderada por Andoni Ortuzar, las negociaciones entre el PNV y el PP prosiguen para intentar culminar el acuerdo entre este miércoles y este jueves. Precisamente, mañana se procederá a las votaciones de las enmiendas a la totalidad.

El PNV pone 'peros'

El PNV ha manifestado que de ayer a hoy no se han producido avances en las conversaciones, por lo que se mantienen "los mismos escollos" que hay que "salvar". "Lo que queda ya sobre la mesa son los motivos de discordancia, las cuestiones que no se han podido solucionar hasta ahora", ha apuntado.

Por ello, la formación jeltzale cree que la decisión sobre el apoyo o no a los Presupuestos Generales del Estado se adoptará "a contrarreloj", con lo que no se descarta que se apuren los tiempos hasta el último momento.

En todo caso, los jeltzales aseguran que, en estos momentos, "todavía no hay acuerdo", y han puntualizado que, a pesar de que el pacto sobre el Cupo es importante y "una condición necesaria, no es suficiente" porque "hay más cosas pendientes que todavía no están solucionadas". El PNV mantiene la voluntad de alcanzar un acuerdo que sea "muy bueno para Euskadi", y seguirá negociando para que el pacto pueda ser una realidad entre hoy y mañana.