Menú Buscar
Rajoy, en una cinta de correr, según muestra un vídeo difundido por él mismo en Twitter un día después de la agresión que sufrió en Pontevedra

Rajoy abre la puerta al diálogo sobre Cataluña "pero la soberanía nacional no se negocia"

Rechaza un referéndum porque “todos los españoles tienen derecho a votar lo que pasa en su país”

María Jesús Cañizares
3 min

Mariano Rajoy ha dicho en un acto electoral en Barcelona que está a favor del diálogo con el Gobierno catalán, pero ha advertido de que “la soberanía nacional no se negocia”. El candidato del PP a las elecciones del 20D entiende que cuando se forme gobierno en Cataluña y en España, “sin duda habrá que hablar, pero si yo soy presidente, la unidad de España, la igualdad, la ley y la soberanía nacional no se van a poner en ninguna mesa de negociación”.

Respecto a la propuesta de reforma constitucional que el PSOE propone para crear un Estado federal, ha instado a definir ese modelo: “¿Qué es un Estado federal? ¿Es asimétrico? Yo no me niego a hablar de la reforma de la Constitución, pero los contenidos son importantes”.

La ley es sinónimo de civilización

El dirigente popular está a favor de la unidad de España y de la soberanía nacional y, por ello, “todos los españoles tienen derecho a votar sobre lo que le sucede a su país. La igualdad de los españoles no se puede poner en tela de juicio, tampoco la ley, que es sinónimo de civilización y que el presidente del Gobierno debe preservar siempre”.

Ha recordado que, en plena crisis, el PP apoyó los presupuestos de la Generalitat “pero luego todo cambió. La prioridad no era la economía, se nos pidió el pacto fiscal, en el que yo no creo. Pero el problema que tenía el Gobierno catalán era el mismo que tenía el Gobierno de la nación, la pérdida de recaudación”. Ha dicho que después vino la propuesta de referéndum. “Se habla de sentimientos, son importantes, pero con ellos no se gobierna no se puede conducir en la vida en temas tan importantes como estamos tratando”, ha añadido.

El dirigente popular cree que el proceso secesionista “va en contra de la historia, en contra de lo que somos. Este país ha hecho cosas muy importantes en la historia. Va contra el devenir del mundo, que se está formando con grandes proyectos de integración. Uno no puede estar aislado”.